•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A la Tribu de los Indios del Bóer, el dominicano Elvin Ramírez llegó como el nuevo abridor del equipo, sin embargo, tras una frágil labor en su primera salida, se le asignó el trabajo de relevista y es desde esa posición que ha presentado credenciales de un pícher dominante, autoritario y efectivo, tanto que sus números le valieron para que la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional (LBPN) lo considerara el jugador más destacado del segundo mes del campeonato.

 

La primera aparición de Ramírez en la Liga Profesional fue el 18 de noviembre, cuando el Bóer cayó 10-5 ante los Tigres de Chinandega. Esa noche Elvin trabajó como abridor y solo pudo lanzar 4.1 innings, en los que permitió 8 cañonazos, entre ellos un doble y un cuadrangular, y en los que le fabricaron seis carreras, tres de ellas limpias. Cargó con la derrota y con la tristeza de no haber realizado un debut de impacto. Cuatro días después realizó su primer relevo y volvió a ser descifrado por la artillería de los Tigres, que en tan solo una entrada le fabricaron cinco carreras limpias. Con balance de 0-2, Ramírez estaba lejos de ser considerado un tiro seguro.

Se levanta e impacta

Sin embargo, el 30 de noviembre, día en el que los Indios doblegaron 5-3 a los Gigantes de Rivas, Elvin, con relevo perfecto de un episodio completo, en el que ponchó a los tres rivales que enfrentó, salvó su primer partido e inició la construcción de un mes formidable.

Desde ese primer salvamento, Ramírez se convirtió en el relevista efectivo del que tanto urgía el equipo de la capital, exhibiendo un picheo frío y dominante. En el lapso de un mes tuvo 10 apariciones y dejó en evidencia su calidad, logrando siete salvamentos, la segunda cifra más alta del campeonato, solo superado por los 10 de Wilber Bucardo (Chinandega). Además consiguió una victoria para mejorar su balance a 1-2.

De acuerdo con el comunicado emitido por la LBPN, Ramírez lanzó 11 episodios y 2 tercios, en los que solamente pudieron fabricarle una carrera limpia, lo que le permitió registrar una efectividad de 0.77. Elvin enfrentó a 44 adversarios, los cuales solo pudieron ligarle 11 imparables, ninguno de ellos extrabase. A todo esto hay que sumarle que el pistolero dominicano ponchó a 15 rivales y solo otorgó 4 pasaportes.

En general, Ramírez presenta balance de 1-2 y efectividad de 4.76 con siete juegos salvados.