• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El 2 de enero de 2017 fue para muchos en Nicaragua un día más de vacaciones. No fue así para el tetracampeón mundial nicaragüense Román “Chocolatito” González, quien al mediodía, acompañado de su padre, su entrenador y su apoderado, arribó al gimnasio Róger Deshón listo para continuar con sus entrenamientos de cara a un combate que podría realizarse en marzo próximo con un rival que aún no definen.

Wilmer Hernández, el otrora preparador físico de Román y ahora su entrenador de cabecera, señaló que el “Chocolatito” tiene dos semanas de estar entrenando y que de ese tiempo solamente no entrenó los días 24 y 31. “Ya estamos preparándonos para una pelea que posiblemente se realice en la segunda semana de marzo contra un rival que esté situado entre los mejores”, señaló Hernández, quien además manifestó que “estamos esperando a ver qué nos dicen. Nosotros rechazamos la pelea con Cuadras porque consideramos que no es el tiempo y además porque no querían pagarle a Román lo que se merece. Entonces el combate podría ser con otro rival, con el objetivo de que el Chocolatito se adapte al peso”.

“Lo importante ahora es que Román está enfocado en su preparación, se está tomando muy en serio cada entrenamiento, está saliendo a correr y luce fuerte”, declaró Wilmer, quien afirmó que antes de la jornada de ayer el cuatro veces campeón mundial andaba en 134 libras.

El plan

Tras el reñido combate con Carlos “El príncipe” Cuadras y antes de la muerte de su entonces entrenador Arnulfo Obando, el equipo del “Chocolatito” había trazado un plan de preparación pensando en que había aspectos claves qué mejorar para defender con éxito la corona de las 115 libras.

“Antes de que Arnulfo falleciera ya habíamos elaborado un plan basado en lo que pasó en la pelea con Carlos Cuadras, en la que a Román le aguantaron el poder de sus golpes. Pensando en eso, ahora mismo estamos trabajando en que él consiga más fuerza, para ello estamos haciendo algo que no habíamos hecho en ningún otro entrenamiento y es levantar pesas”, explicó el entrenador del primer nicaragüense en coronarse cuatro veces campeón del mundo.

De acuerdo con Wilmer, este mes servirá para observar si dicho plan está dando resultados, de no ser así se buscará una mejor estrategia que permita al “Chocolatito” tener una preparación de máximo nivel.