• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El timonel de la Selección Mayor de Futbol de Nicaragua, Henry Duarte, activó la cuenta regresiva de cara al debut de sus pupilos en la Copa Centroamericana de la Uncaf el próximo 13 de enero, día en el que despegan las hostilidades en el torneo que se extenderá hasta el 22 del presente mes. Panamá acogerá este evento por tercera ocasión, tras las ediciones del 2003 y 2011, ahí la Azul y Blanco querrá obtener uno de los cuatro cupos directos a Copa Oro, justa a la que clasificó en 2009 por primera y única vez en su historia.

La tropa nicaragüense viajará a suelo canalero con el empuje anímico de haber salido del anonimato futbolístico tras su destacable participación en eliminatorias mundialistas rumbo a Rusia 2018. No obstante, tiene el reto de demostrar, de una vez, que no es la cenicienta de la región. La Selección de Honduras, que dirige el técnico mundialista Jorge Luis Pinto, será el primer rival que ponga a prueba a los de Duarte, con el antecedente de haber sido monarca del torneo en tres ocasiones, la segunda más ganadora después de Costa Rica (8).

Históricamente la selección catracha ha sido amplia dominadora sobre Nicaragua en Copa Uncaf. En ese torneo, Honduras ha vencido a la Azul y Blanco en los seis desafíos que se han enfrentado. En 2001 ganaron 10-2, en 2003 se impusieron 2-0, en 2005 fue por 5-1, en 2007 convirtieron un 9-1, en 2009 fue un 4-1 y en 2014 lograron un ajustado triunfo 1-0 para extender su hegemonía sobre los nicas. En esos seis duelos, Honduras marcó 31 goles y aceptó cinco.

Al margen de las estadísticas, Duarte espera romper esa cadena negativa, confiando en que su grupo establezca condiciones.

“Nicaragua tiene una selección que ha evolucionado significativamente y que está a la altura de las demás de la región.

No digo encima, estamos a nivel de todas y vamos a demostrar que tenemos un enorme potencial. Al estar reunidas todas las selecciones del área, podremos medirnos y exhibir cuánto hemos crecido”, manifestó el timonel costarricense, cuyo balance al frente del equipo nicaragüense es de 11 victorias, 5 derrotas y 4 empates.

TRIUNFO RECONFORTANTE

El estratega del equipo nacional es consciente de la importancia de iniciar la competición con un triunfo y aunque no resta mérito a su oponente en el juego inaugural, advierte que sus jugadores apostarán a conseguir los tres puntos.

“Tenemos un patrón de juego bien definido, me entusiasma la labor del grupo porque lo dominan a la perfección.

Tenemos una filosofía de equipo, las individualidades no pesan tanto como el juego en conjunto para lograr nuestros objetivos y esperamos imponer condiciones ante Honduras, un buen resultado nos pone de cara a la clasificación a Copa Oro, esa es nuestra apuesta”, aseveró Duarte.

El próximo martes, el técnico decidirá quién será el último jugador que abandone la preselección, y por ende, presentará a los 23 que estarán en la Copa Uncaf. De momento, Duarte espera que en los próximos días los jugadores se comprometan al ciento por ciento en las prácticas, antes de pasarlos por el último colador. “Todos están bien anímica y físicamente, en constante trabajo. Quisiera contar con todos, pero lastimosamente no depende de mí llevarlos (a Panamá)”, refirió.