•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diosa fortuna se alió con Nicaragua. Lo que parecía una utopía se convirtió en un resultado inesperado, 11 soldados, 9 de ellos no incluidos en la lista habitual de generales en el batallón de guerra, sacaron la casta e hicieron historia empatando 0-0 contra Costa Rica anoche en el Estadio Rommel Fernández, en Panamá, donde la Selección Nacional de Futbol por primera vez pudo arrancarle un punto a los emperadores del área centroamericana.

El resultado no solamente golpeó las aspiraciones de Costa Rica en la Copa Centroamericana (Uncaf), lastimó su orgullo, tanto así que los medios costarricenses tacharon el resultado como “ridículo” para la selección que dirige Oscar Ramírez. En seis partidos disputados contra Costa Rica en Copa Centroamericana, Nicaragua solamente sabía perder y anotaba un gol. 

En total en 16 juegos, Nicaragua pierde 15 y empata uno con el resultado de anoche. Si ver el pasado oscuro contra los ticos causaba terror, el pesimismo incrementó cuando Henry Duarte anunció que los jugadores titulares tendrían descanso, repitiendo nada más el arquero Diedrich Téllez. Pero en apenas en el génesis del partido, este grupo de futbolistas dio una muestra clara de que podía conseguir un resultado importante.

Lea: Míster Chip festeja “histórico” empate de Nicaragua ante Costa Rica

Mismo esquema

Si hay algo que reconocerle a Duarte, es que independientemente de los futbolistas que estén en la cancha, el sistema táctico sigue siendo el mismo (1-4-2-3-1). Con Téllez en la portería, la línea de cuatro la formaron Ciryl Errington, Óscar López, Erick Téllez y Bismarck Veliz; en el mediocampo se ubicaron Marlon López y Jason Coronel, por delante de ellos el técnico costarricense colocó a Lester Jarquín, Alexis Somarriba y Elvis Pinel, y como referencia en punta estuvo el criticado Norfran Lazo. Todos cumplieron a cabalidad cada indicación de su estratega.

Cambiaron los nombres en la alineación, pero no la actitud en la cancha. Nicaragua, con un sistema bien definido, salió a buscar a su rival, adelantó sus líneas y asfixió la salida de Costa Rica, un equipo que acaricia mucho la pelota, pero que ayer tuvo muchos problemas en la elaboración de las jugadas, careció de profundidad y generó pocas ocasiones de peligro. ¡Qué grande lucieron Marlon López y Jason Coronel en el mediocampo! Ambos futbolistas le dieron estabilidad al equipo y salida en los momentos de presión. También se agigantaron los defensas y los atacantes se vistieron de jornaleros, aportando en el trabajo defensivo.

En los primeros 45 minutos imperó el orden táctico y la presión de Nicaragua. La Selección Nacional cerró los espacios y mantuvo la concentración intentando cometer la menor cantidad de errores posibles. En resumen, Costa Rica solamente tuvo tres disparos sin peligro, un tiro libre de Randall Azofeifa, quien después ejecutó un disparo de larga distancia en el 22 al vacío y Johan Venega tuvo apenas el primer tiro a marco en el 43.

Cambios claves

En la segunda mitad, Costa Rica salió con más actitud y empezó a generarle problemas a Nicaragua. Eso sí, los ticos tuvieron oportunidad, pero no fueron clarísimas, la más clara fue la de Venega en el 62, el volante se quitó a un defensa, se abrió el espacio y disparó, el balón fue rechazo casi de frente por Téllez, quien ha mostrado una seguridad pletórica en la portería. 

Viendo el asedio de Nicaragua, Duarte en su intento por tener un poco más la pelota, cambió a Elvis Pinnel por Norfran Lazo, y después dio entrada a Brayan García por Pinel. Ambos cambios fueron claves, pero sin duda el de Cadena fue fundamental. Con el futbolista español-nicaragüense, Nicaragua se oxigenó un poco más en la retención de la pelota, que prácticamente perdió en la segunda parte.

Incluso, Cadena otra vez le puso un pase casi perfecto a Pinel antes de retirarse, que bien pudo haber terminado en gol. El disparo de zurda del pequeño Elvis terminó en las manos del arquero Danny Carvajal. Esa fue la oportunidad más clara de Nicaragua.

Aprendieron lección

¿Cuántos recuerdan la inmadurez que acusó Duarte contra Jamaica en las eliminatorias mundialistas? El temor de ver escapar el empate rondaba el lugar, ante Jamaica el equipo quedó fuera de la lucha por ir a la Copa del Mundo porque le faltó oficio, inteligencia y malicia para aguantar el resultado.

Anoche sucedió todo lo contrario, Nicaragua aguantó mucha presión, pero la manejó con inteligencia. Desesperó a Costa Rica, tanto así que provocó que sus futbolistas cometieran faltas groseras. Cada una de esas infracciones la selección las aprovechó para matar el tiempo y eso contribuyó a conquistar un resultado sumamente importante.

Nicaragua mantiene viva sus ilusiones de ir a Copa Oro. Con un punto, el viernes enfrentará a Belice y el domingo cerrará su participación ante El Salvador. De ganar ambos encuentro se asegurará el boleto de forma directa y así evitar un repechaje innecesario contra Haití.

Duarte: “Tengo una Selección aplicada” Henry Duarte, técnico de la Selección.

Haxel Rubén Murillo

El costarricense Henry Duarte, técnico de la Selección Nacional de Futbol, se mostró exultante tras el empate de Nicaragua contra Costa Rica este martes en el Estadio Rommel Fernández, en Panamá. A Duarte no le sorprende el resultado, puesto que este equipo tiene un sistema táctico bien definido, los muchachos saben a lo que juegan y no hay un equipo “B” o de suplentes. “Todos son importantes”, dijo el estratega. 

Duarte hizo énfasis precisamente en el parado táctico del equipo. La filosofía de juego está definida, por eso se consiguió un resultado importante, revitalizando las esperanzas de clasificar a Copa Oro.  “Yo trabajo con 25 jugadores y todos bajo el mismo concepto. Hay gente que tiene que apoyar para fortalecer a la Selección, a estos muchachos les dije: ‘A ustedes les tengo confianza’, no tengo ningún equipo B, tengo una selección aplicada a conceptos futbolísticos”, señaló Duarte en la conferencia de prensa trasmitida por Futbolnica.net después del desafío.

Entusiasmo y satisfacción

Sin duda, el resultado satisface al técnico de la Azul y Blanco. “Un resultado como este, te llena de entusiasmo y te da motivación para salir adelante. Hemos crecido muchísimo, no nos dan el mismo trato, pero Nicaragua está respondiendo, espero que sigamos en esa ruta, y aquella gente que no se nos ha unido, que ahora lo hagan, que colaboren (prensa y afición)”, agregó.

Por su parte, Diedrich Téllez, arquero del equipo, comentó que “nos hemos preparados bien mental y físicamente y lo demostramos en el terreno de juego. Debemos de mantener la concentración en los siguientes partidos si queremos clasificar a la Copa de Oro, porque en los juegos anteriores hemos perdido por las desconcentraciones mentales”.