•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para el mercado estadounidense, Srisaket Sor Rungvisai es un anónimo en la atmósfera del boxeo. Sin embargo, la fortuna tocó su puerta, dándole una oportunidad que se ganó a pulso para enfrentar a Román “Chocolatito” González (46-0, 38 nocauts), considerado el mejor púgil del mundo libra por libra y actual campeón 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Antes de que ese título le perteneciera a Román, pasó por las manos del peleador tailandés, quien lo perdió contra el mexicano Carlos Cuadras. Al final, el nica se lo quitó al azteca, pero el asiático permaneció firme como una roca en el ranking, con la esperanza de que en algún momento los promotores le echaran una mirada y recordaran que era el retador obligatorio, con un récord sumamente atractivo.

La oportunidad llegó más pronto de lo que quizás imaginaba y ahora que la tiene no piensa desaprovecharla. El tailandés está convencido de que puede derrotar al tetracampeón mundial nicaragüense, dejarlo sin corona y protagonizar una de las sorpresas más importantes del 2017.

“Respeto a Román González. Él es una leyenda. Estoy feliz de que Nicaragua tenga un gran héroe. Sin embargo, haré lo que sea necesario para ganar mi cinturón de nuevo, estoy seguro de lograrlo. Pude herir a Carlos Cuadras, González no pudo. Cuadras no me lastimó cuando peleamos, pero él lastimó a González durante su pelea el año pasado. Estoy seguro de que puedo vencer a Román González y la pelea no durará los 12 asaltos”, le dijo el tailandés a Bernie Bahrmasel, publicista de la empresa K2 Promotions, promotora que en conjunto con HBO está montando el evento del próximo 18 de marzo en el Madison Square Garden de Nueva York.

Pegada intimidante 

El tailandés hizo alardes de su poder para decir que puede noquear a González. Esa presunción tiene argumentos, su récord de 41 triunfos, 38 por la vía rápida, enciende las alarmas de preocupación en el campamento del tetracampeón. Sor Rungvisai no posee cualidades técnicas divinas, pero sí un mortífero volado de izquierda capaz de derribar murallas si llega a su destino con contundencia.

Es mi sueño luchar en el Madison Square Garden. Estoy emocionado de ser el primer tailandés que lucha allí en HBO. Esto es historia. Voy a batallar por Tailandia y mi familia para traer de vuelta el cinturón del CMB a Tailandia, donde pertenece. Algunos fans en Estados Unidos tal vez no me conozcan bien, pero tengo poder de nocaut y voy a ir allí para ganar. No puedo estar más emocionado de mostrarle a usted y al mundo quién es Srisaket Sor Rungvisai. Será una gran pelea el 18 de marzo”, confió.

Más: Zamora, Rizo y González, sparrings del “Chocolatito”