•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Real Sociedad recibe hoy al Barcelona, en Anoeta, en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, donde aspira a complicar el pase a semifinales a un conjunto blaugrana favorito, pero que tendrá que sudar si quiere eliminar a un conjunto vasco que está en un gran momento.

El horario del encuentro, a las 2:15 p. m. de la víspera de la fiesta más importante del año en San Sebastián, alejará de este choque a muchos aficionados, algo que ha soliviantado a un importante sector de la afición.

Con ello, la alta presencia de público en Anoeta es toda una incógnita a pesar de las medidas implementadas por el club para atraer a su afición. Los donostiarras llevan 37 años sin dejar fuera al conjunto catalán del torneo del K.O., y afrontan esta serie con bajas importantes que, sin embargo, no limitan sus sueños de hacer algo grande tras eliminar al Valladolid y Villarreal.

La defensa copa la mayoría de esas ausencias, ya que se quedan fuera hombres como Carlos Martínez, Mikel González o Joseba Zaldua, lo que deja la puerta abierta a la titularidad del joven Álvaro Odriozola, de 21 años.

Preocupa más el ataque, ya que la presencia del mexicano Carlos Vela no es segura por sus problemas de rodilla y el cuerpo técnico y los médicos tratan de limitar sus aportaciones para tenerlo disponible cuando sus sensaciones así lo aconsejen en los próximos meses de campeonato.

Si Eusebio sigue firme en su idea de jugar con su mejor equipo, Asier Illarramendi, suplente en el encuentro de liga del lunes en Málaga, volverá al once inicial para conformar la pareja de pivotes junto a David Zurutuza.

A CORTAR LA RACHA

El Barcelona intentará en Anoeta acabar con la maldición que le persigue últimamente cuando visita San Sebastián, donde acumula hasta ocho partidos consecutivos sin ganar.

De hecho, la racha del equipo azulgrana arrancó después de la victoria conseguida por el Barsa de Frank Rijkaard en la temporada 2006-07, aunque curiosamente los números de la Real Sociedad en Barcelona aún son peores.

Y es que los donostiarras encadenan 18 derrotas de manera consecutiva en el Camp Nou, por lo que los números globales dan al Barsa como favorito ante la eliminatoria copera que se abre hoy.

Luis Enrique solo tiene una baja, la de Rafinha Alcántara, pero tampoco ha convocado para el partido al meta titular, Marc André Ter Stegen, y a los defensas Aleix Vidal y Jérémy Mathieu.

Los precedentes son favorables a los azulgrana, que ya eliminaron a los donostiarras en las semifinales coperas de la temporada 2013-14, y esta misma temporada los catalanes arrancaron un sufrido empate en la Liga, en un partido en el que el propio técnico azulgrana admitió que su equipo no había merecido puntuar.

Para el partido, la única posición que no está en duda es la de guardameta. Sin Ter Stegen, que se ha quedado en Barcelona, jugará el holandés Jasper Cillessen.

El regreso a la lista de Sergi Roberto, Gerard Piqué y Denis Suárez, después de su ausencia en el partido de Liga ante la UD Las Palmas, supone que tengan más opciones para jugar de titular, como también Andrés Iniesta y Neymar, ausentes ante los insulares.

En la parte delantera, todo apunta a que jugará el tridente: Messi, Suárez y Neymar. Los dos primeros están en gran forma, mientras que Neymar, que rompió ante el Athletic una racha de más de mil minutos sin marcar, espera recuperar sus buenas sensaciones.