•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La gerencia del equipo de Puerto Rico que jugará en el próximo Clásico Mundial de Beisbol espera con anhelo, a 50 días del torneo, unir al mejor grupo de jugadores para quitarle el mal sabor del subcampeonato de la pasada edición.

La tropa puertorriqueña, dirigida por Edwin Rodríguez, espera contar sobre el terreno con algunas de las estrellas en las Grandes Ligas, como Yadier Molina y Carlos Beltrán, así como las promesas y futuras luminarias como Francisco Lindor, Carlos Correa y Javier Báez.

Molina, capitán, y Beltrán, el más veterano del equipo, son dos de los peloteros de Puerto Rico que han jugado en las pasadas tres ediciones.

Un total de 16 equipos participarán en la cuarta edición de esta competencia, cuyas primeras dos ganó Japón y la tercera, República Dominicana, que derrotó a Puerto Rico en el partido de campeonato en 2013.

Para esta siguiente edición, Puerto Rico jugará en la primera ronda del Grupo D junto a Italia, México y Venezuela en el Estadio Charros de Jalisco en Guadalajara, México.

La ronda inicial de este grupo arrancará el día 9 de marzo con el partido entre Italia y México, pero Puerto Rico lo hará el día 10 ante Venezuela.

Los próximos dos partidos de Puerto Rico serán el día 11 frente a México y el día 12 contra Italia.

AVANZAN DOS

Los dos equipos con el mejor récord después de terminar la primera ronda, pasarán a la segunda etapa, que se llevará a cabo del 14 al 19 de marzo próximos en el Petco Park de San Diego, California (EE. UU.).

Para la edición pasada del Clásico Mundial de Beisbol, muchos seguidores del equipo de Puerto Rico dudaban que llegara tan lejos, pues aunque contaba con buenos bateadores, como Molina, Beltrán, Alexis Ríos, Mike Avilés y Ángel Pagán, no brillaba con destacados lanzadores.

Sin embargo, fue el cuerpo de lanzadores lo que ayudó a que la escuadra puertorriqueña eliminara en la segunda ronda a Estados Unidos y luego en la serie semifinal a los dos veces campeones, Japón, y pasara al juego de campeonato ante los ahora defensores campeones, República Dominicana, contra el que perdieron 3-0. Aquel cuerpo de lanzadores, tres de ellos relevistas con amplia experiencia en las Grandes Ligas, J.C. Romero, Nelson Figueroa y Fernando Cabrera, y los abridores con poca veteranía como Mario Santiago, Giovanni Soto, Hiram Burgos, José De La Torre, Xavier Cedeño, fue la clave del éxito en 2013.

Ahora, para la próxima edición, Puerto Rico volverá a contar en su ofensiva con los bates de Beltrán, Molina, Pagán, Lindor, Báez y Correa, así como Eddie Rosario, Kike Hernández, Christian Vázquez, José Orlando Berríos y Jorge López.