•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El internacional francés Lassana Diarra ganó la primera manga de su combate jurídico contra la FIFA y la Federación Belga de Fútbol, condenadas por la justicia belga a pagarle una indemnización de 6 millones de euros, indicó el abogado del jugador a la AFP.

Según un comunicado del abogado Jean-Louis Dupont, el tribunal de Comercio de Charleroi reconoció a la FIFA y a la URBSFA culpables de poner trabas a la circulación de trabajadores. En febrero de 2015, cuando Diarra estaba sin equipo tras romper su contrato con el Lokomotiv de Moscú, el jugador esperaba unirse al Charleroi belga.

El exjugador del Chelsea, Arsenal y Real Madrid denunció que se le impidiera durante un año (la temporada 2014-2015) hacer su trabajo y percibir la remuneración correspondiente. En agosto de 2014, el Lokomotiv de Moscú había rescindido unilateralmente el contrato de trabajo de Diarra, que habría cometido algunas faltas, principalmente ausencias en entrenamientos. El club ruso reclamó al francés 20 millones de euros de indemnización, rebajados luego a 10.5.

Sin jugar

Ningún club quería entonces contratar a Diarra por una disposición de la FIFA que contemplaba que el nuevo equipo del futbolista podía tener que hacer frente también a parte del pago de la suma. Diarra quería jugar en el Charleroi con la condición de que ese club no recibiera ninguna sanción por su caso.

La FIFA y la Federación Belga fueron condenadas a indemnizar al jugador por lo que dejó de ganar, que se estimó en seis millones de euros. La decisión fue tomada en primera instancia y es susceptible de ser recurrida.