•  |
  •  |
  • END

El campeón del mundo, Román "Chocolatito" González arribó ayer al país todavía con las huellas de la batalla que libró en el ring, y no únicamente con el mexicano Francisco Rosas, sino también con sus serios problemas estomacales que lo pusieron en jaque antes, durante y después, del combate, efectuado este sábado en Oaxaca.

Su rostro lucía demacrado, “todavía me dan algunas ganas de ir al baño", pero su ímpetu siempre en lo alto, demostrando que esas agallas fueron claves para mantenerlo firme en toda la pelea, en condiciones que cualquiera no soportaría ni diez minutos.

"Hubo momentos que no tiraba golpes porque tenía miedo a que no pudiera soportar las ganas de ir al baño. Y no lo quise decir a Gustavo Herrera por miedo, pero cuando vomité en la pelea ya no pude más. Fijate que ni me acuerdo en qué round vomité, pero fue bastante", cuenta Román todavía incrédulo por la experiencia que pasó en su primera defensa del título de la AMB.

"Román jamás nos dijo lo que estaba pasando hasta en ese noveno asalto que vomitó. Y sólo pensé, o mejora o perdemos el título. Creo que todos debemos reconocer la valentía con la que "Chocolatito" cargó con esos problemas de salud, porque hasta le costaba respirar por una gripe, y aun así ganó bien”, agrega Herrera.

Luego de concluida la pelea, se le vio al “Chocolate” llorando, pero explica el campeón que no fue de alegría por haber retenido la corona de las 105 libras.

“Estaba enojado porque no peleé como quería. Sé que podía noquearlo si estuviera bien de salud, pero el cuerpo me traicionó. Me gustaría la revancha porque sé que lo noquearía, pero esa decisión le corresponde a mis apoderados", dijo el monarca, quien fue recibido en el aeropuerto por su novia, Raquel Doña, y su padre Luis González.

Carlos Pilato, uno de los apoderados de Román, habló de la revancha con Rosas como una opción, pero resaltó que el promotor de la velada, Ignacio Huizar, le propuso otras dos peleas para el nica para los próximos meses.

"Me habló de unificar con el campeón de la FIB, Raúl "Rayito" García, o de enfrentarlo con Iván Meneses (13 victorias, ocho por nocauts y cinco derrotas). Quedamos en platicar, pero la verdad nos interesaría un chance de título para Yáder Escobar con García y la defensa de Román contra Meneses, se lo dije a Huizar, y le propuse que fuera en una misma velada. Todavía hay que platicarlo”, dijo Pilato a su arribo a Nicaragua.

Por lo pronto, "Chocolatito" descansará una semana y después discutirá con sus manejadores el siguiente paso a seguir que también no se descarta una defensa en unos tres meses en Japón.