•  |
  •  |
  • END

Mientras esperábamos el fallo de los jueces, para nosotros, lo necesariamente claro a favor de “Chocolatito”, pese a la audacia y buen cierre del mejicano Rosas, es que se observaba al promotor Ignacio Huizar, masticando el suspenso, esperando que las tarjetas provocaran el mayor impacto de la noche.

No ocurrió. Con excepción de Rubén García (114-114), tanto Sergio Caiz (115-113) como Ignacio Robles (116-112), vieron ganar al pinolero, que estuvo batallando más con sus flaquezas, consecuencia de la imprudencia alimenticia, que con Rosas.

Igual que el peleador vencido, Huizar está interesado en concretar una revancha, pero Fernando Sánchez dijo que todavía no deciden el siguiente paso de “Chocolatito”, informando que prefería movilizarse hacia Japón, con mejores bolsas.

Agregó que difícilmente González volverá a pelear en México, no por temor a los jurados sino por asunto económico, y obviamente por el problema de la altura.

Sin embargo, Huizar insiste en que se puede organizar otra pelea entre ellos. “Fue difícil de juzgar, pero pienso que Rosas no perdió. González arrancó bien, pero se fue quedando y estuvo en aprietos muchas veces, rescatándolo su habilidad, fue un fallo equivocado que favoreció a González”, dijo.

Involucrado en esa discusión, Huizar no tuvo tiempo de preocuparse porque el Auditorio Guelaguetza, mostrara grandes vacíos en las tribunas, ni por la presión de entregar las bolsas a los manejadores de los diferentes peleadores del cartel.

“Voy a seguir impulsando a Rosas y Eric Ramírez, buscando cinturones mundiales para México. Me siento estimulado”, aseguró Huizar.

Por su parte Fernando Sánchez colocó sobre el tapete al japonés Katsunari Takayama como posible rival de “Chocolate”, advirtiendo que fue un difícil rival para Niida. Sánchez ve viable forzar una pelea unificatoria en 105 libras, pero necesitan someter a estudio esa posibilidad.

Alertados por lo visto en Oaxaca, el equipo de Prodesa, pretende moverse rápido para sacarle provecho a la breve permanencia del púgil nica en la más pequeña de las categorías del boxeo.

“Descansará lo necesario y regresará de inmediato al gimnasio”, señaló Sánchez, quien no quiso responder sobre la bolsa cobrada por el nica, considerándolo un asunto de privacidad. “Si él quiere decirlo que lo haga. Lo único que puedo asegurar, es que se trata de una buena cifra”.