•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tenista español Rafael Nadal disputará la final del Abierto de Australia contra su viejo rival Roger Federer tras imponerse este viernes en semifinales al búlgaro Grigor Dimitrov en un partido épico, a cinco sets, por 6-3, 5-7, 7-6 (7/5), 6-7 (4/7) y 6-4.

Será la primera final entre dos viejos conocidos en un torneo de Grand Slam desde la de Roland Garros-2011, con ventaja para el español por 6-2 en las ocho finales disputadas hasta ahora entre los cuatro ‘grandes’. La del domingo será la final que todos los aficionados al tenis deseaban, una rivalidad histórica en la última década entre dos ex número uno y que parecía que nunca más se iba a volver a repetir por los problemas físicos que tuvieron ambos tenistas el pasado año.

“El año pasado fue duro, me ha costado volver a mi mejor nivel. He trabajado mucho, pero ni podía soñar con llegar a la final en mi segundo torneo del año”, admitió el español aún a pie de pista. Nadal, ganador de 14 torneos del Grand Slam, buscará su segundo título en Australia tras el 2009, en la que venció precisamente a Federer en cinco sets.

El español, de 30 años, jugó otras dos finales, en 2012 y 2014, perdiendo en ambas ante el serbio Novak Djokovic y el suizo Stan Wawrinka, respectivamente. Federer, por su parte, suma 17 Grand Slams, cuatro de ellos en Melbourne (2004, 2006, 2007 y 2010).