•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El guardameta del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Moyá, salvó a su equipo en Vitoria, ante el Deportivo Alavés, y le permitió cosechar un empate a cero en un partido en el que el conjunto vasco fue muy superior.

Los albiazules dominaron durante prácticamente los 90 minutos de juego con un gran derroche de futbol y orden defensivo, pero no obtuvieron el premio del gol, a pesar de las numerosas ocasiones que crearon.

Los locales tuvieron el balón y llevaron la iniciativa ante un Atlético que no pudo desarrollar su habitual juego.

El choque comenzó con un Alavés que quiso mantener la posesión del balón y la voz cantante en los minutos iniciales del encuentro y logró crear las primeras ocasiones.

Una de las más claras fue en el minuto 7 en las botas de Ibai Gómez, que recogió un pase de Deyverson con la cabeza tras una gran combinación por una banda, pero Moyá despejó el remate que pudo suponer el 1-0.

El Alavés continuó en el campo del Atlético de Madrid, que cedió el balón a los locales, quienes gozaron de buenas aproximaciones a la portería visitante.

Los colchoneros subieron líneas y dieron el primer aviso en el minuto 13 a balón parado con un testarazo de Saúl Ñíguez que rozó una escuadra de la portería de Pacheco.

La ocasión más clara del partido la tuvo Víctor Laguardia (min. 29) con un remate al larguero en un escorzo, tras un saque de falta de Theo Hernández, que posteriormente estuvo a punto de convertir Manu García en el rechace, pero su cabezazo se fue por encima de la portería.

Sin fortuna

Tras el paso por los vestuarios, los locales no se arrugaron y Víctor Camarasa (min. 50) tuvo la primera oportunidad de la segunda mitad con un mano a mano escorado con Moyá, aunque el futbolista albiazul envió el balón fuera.

Posteriormente, los babazorros realizaron una gran jugada por la banda derecha que culminó el carioca Deyverson con un testarazo cruzado, después de un pase de Gaizka Toquero, que se fue rozando el poste derecho del portero colchonero.

El Alavés lo intentó hasta el último suspiro, cuando con el tiempo cumplido estuvo a punto de recibir el premio en forma de gol, aunque el choque concluyó con empate a cero.