•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Miguel Berchelt destronó al hasta entonces invicto Francisco Vargas el sábado, al vencerle por nocáut técnico en el undécimo asalto, para apoderarse del título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en un enfrentamiento entre rivales mexicanos.

El árbitro Raúl Caiz detuvo la pelea a los 2:19 minutos de la 11ª ronda después de que un corte sangriento apareciera sobre el ojo izquierdo de Vargas, lo que dejó el campeón incapaz de ver o detener los ataques del retador. “Francisco Vargas es un gran campeón, y cuando está herido lanza mucho más golpes, tiene mucho corazón”, dijo Berchelt.

“Pero vine aquí para ganar, vine aquí para mostrar que tengo corazón, vine aquí para ser el campeón”, añadió Berchelt, de 25 años, que mejoró su foja a 31-1 con su 28 triunfos antes del límite y 10 victorias consecutivas. Vargas, de 32 años, cayó a 23-1 con dos empates. “Esto es lo que siempre quise”, dijo Berchelt. “Soy joven, tengo hambre, quería ser campeón del mundo, ahora tengo el cinturón y me siento el mejor”.

Más resultados

En otro combate de la velada en Indio, al sur de California, el japonés Takashi Miura, quien perdió el título ante Vargas hace 14 meses, eliminó al mexicano Miguel Román a los 53 segundos de la 12ª ronda. De esta forma, el japonés se convierte en el retador obligatorio de Berchelt.

Miura mejoró a 31-3, con dos empatados, al sacar su 24º nocaut en su carrera, su primer fuera de combate más allá de la novena ronda, mientras que Román cayó a 56-12 y vio cortada su racha de 18 victorias consecutivas. Miura, de 32 años, y Román, de 31, tuvieron asaltos muy rápidos y duros. El ojo izquierdo de Miura comenzó a hincharse en la cuarta ronda y ambos peleadores se castigaron duro al cuerpo.

Miura derribó a Román al final del 10º round con una mano izquierda al cuerpo y volvió a repetir la dosis en el 11º con una ráfaga de golpes al plexo. A principios de la 12ª ronda, Miura aterrizó una izquierda a la cabeza que dejó a Román tumbado en el lienzo y llevó al máximo el conteo del árbitro Tom Taylor.