•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El argentino Leo Ulloa, delantero del Leicester City, aseguró ayer que se siente “traicionado” por el técnico del equipo, el italiano Claudio Ranieri, y ha dejado claro que no va a jugar más en el conjunto inglés.

Ulloa, al que le quedan 18 meses de contrato, ha intentado forzar un traspaso en las últimas semanas, después de una primera mitad de temporada sin demasiadas oportunidades.

“Con todo el respeto para los aficionados del Leicester. Me siento traicionado por Ranieri y estoy decepcionado con el club. No volveré a jugar para ellos...”, publicó el argentino en su cuenta oficial de Twitter.

Quiere irse

Leo comunicó el pasado 19 de enero su deseo de abandonar el Leicester y presentó el ‘transfer request’, una petición de traspaso que existe en Inglaterra y por la que el futbolista solicita formalmente dejar la entidad. Según asegura la prensa inglesa, el vigente campeón de la Premier League maneja tres ofertas por el futbolista argentino: una del Deportivo Alavés de 1.7 millones de libras, otra del Sunderland de entre 5 y 7 millones de libras, y una tercera del Galatasaray turco, que busca una cesión.

Claudio Ranieri ha reiterado en los últimos días que no permitirá la salida del jugador hasta que el club no fiche a un delantero que lo reemplace. El punta, de 30 años, llegó al Leicester procedente del Brighton en 2014 por ocho millones de libras, convirtiéndose entonces en el fichaje más caro en la historia de la entidad. En sus tres temporadas en el King Power Stadium ha marcado hasta ahora 20 goles.