•  |
  •  |
  • END

PHOENIX / Yahoo.com

Los Dodgers de Los Ángeles retiraron de la mesa una oferta de 45 millones de dólares y dos años para Manny Ramírez, y el dueño del equipo, Frank McCourt, afirmó el domingo que las negociaciones deberán comenzar desde cero.

Ramírez, según los Dodgers, rechazó la semana pasada la última oferta del club. Se trató de un contrato por una campaña y 25 millones de dólares, más una opción de 20 millones para 2010.

McCourt afirmó que no se programaron contactos para el domingo con los agentes de Ramírez.

“Estamos en lo que yo describo como una fase de transición”, dijo McCourt, quien compareció ante una rueda de prensa previo al primer juego de pretemporada de los Dodgers en su nueva sede de entrenamientos en Camelback Ranch.

“Tuvimos una negociación de casi cuatro meses que terminó el jueves. Ahora estamos en un periodo quieto. En algún momento se volverá a negociar, pero desde un inicio”, agregó.

El tema conflictivo que aparta a las partes parece ser la distribución de los 45 millones.

El gerente general Ned Colletti y los Dodgers quieren que un pago de 10 millones se atrase hasta 2011, 10 millones más a 2012 y 5 millones en 2013.

El representante de Ramírez, Scott Boras, dijo el domingo en un correo electrónico que su oferta reciente hecha el sábado era por dos años con “alguna compensación diferida” para un “valor neto actual” de 43.5 millones de dólares, un planteamiento solicitado por Ramírez.

“Hemos seguido trabajando con Ned y los Dodgers para retirar las barreras artificiales e intentar concluir un contrato”, dijo Boras. “No hay problema con dinero diferido en ningún contrato; sólo se quiere tener la seguridad de que el valor sea establecido certera y adecuadamente”.

Según Boras, la oferta reciente del equipo tenía un valor neto actual de 42 millones de dólares sin dinero diferido. Indicó que así fue como se reunió con los Dodgers en el punto medio de esos ofrecimientos porque se lo ordenó Ramírez.