•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Totogalpa, Madriz, el paso indetenible del tiempo no importó a quienes se citaron para presenciar el duelo final entre León y Masaya, pues ambos equipos, empeñados en conseguir el título, se fajaron en un duelo tan dramático que fue necesario esperar hasta el décimo episodio para conocer al nuevo campeón. Con los abridores y los relevistas empeñados en mantener inalterable el 0-0 y los bateadores reducidos a la nada, el duelo parecía no tener fin, hasta que apareció Fardi Toval con su imparable remolcador de la única carrera del juego, la anotación que le dio al conjunto leonés su tercer título de la categoría Infantil AA. Ante ese picheo tan dominante, hasta los amantes de la abundancia de imparables y anotaciones se quitaron el sombrero y disfrutaron de ver el desfile de bateadores frustrados. Entre tantos lanzadores soberbios, hubo uno que alcanzó un brillo cegador. Se trata de David Leiva, de León, pequeño que lanzó perfectos los primeros 4.1 episodios hasta que permitió un cañonazo de Bryan Tuckler,  el único daño que recibió durante siete entradas completas, en las que otorgó una base por bolas, golpeó a un rival y ponchó a otro. Esta gran actuación le valió para ser considerado el Jugador Más Valioso de la final.

Tras Leiva apareció el relevista Wilfor Silva, quien no desentonó y mantuvo silenciada a la artillería de Masaya, que en su última oportunidad amenazó colocando a dos hombres sobres las bases, pero no pudo concretar.

Una estocada

Luego de nueve entradas completas sin anotaciones, la multitud permanecía expectante en el Estadio Hugo Chávez, a la espera de una estocada que fuera definitiva. Fue entonces cuando en la apertura del décimo episodio, el relevista Noé Moreno fue víctima de un operativo fatal para él y su equipo. Carlos Thomas recibió base por bolas, luego Mauricio Benavides conectó doblete, creando una situación de gran peligro: dos hombres en posición anotadora. Con dos outs en la pizarra, Moreno no pudo con el oportuno Fardi Toval, quien conectó el sencillo remolcador de la única carrera del encuentro. Eso fue suficiente para que León se quedara con el campeonato.