•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Patriots de Nueva Inglaterra se coronaron ayer campeones del Super Bowl LI al vencer en tiempo extra por 34-28 a los Falcons de Atlanta, después de completar una remontada de 25 puntos en el tercer período que estuvieron abajo en el marcador y consiguieron el quinto título de su historia.

El tiempo reglamentario del partido disputado en el NRG Stadium de Houston acabó con el marcador empatado a 28-28 después de que a falta de 57 segundos el receptor abierto Danny Amendola, un nativo de Houston, logró los dos puntos de conversión tras la anotación conseguida por el corredor James White con acarreo de una yarda.

En la prórroga, los Patriots con el mariscal de campo Tom Brady dominante en ocho jugadas y 75 yardas permitió al White hacer el touchdown histórico y ganador de dos yardas.

Grandioso

Brady, nombrado ganador del premio de jugador más valioso (MVP) por cuarta vez en los siete partidos de Super Bowl que ha disputado, junto con el entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, se convirtieron en los únicos que han logrado cinco títulos en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La remontada de los Patriots, que anotaron 19-0 en el cuarto período, es la mayor que se ha dado en un partido de Super Bowl.

El presidente Donald Trump, que había pronosticado la victoria de los Patriots, abandonó una fiesta en la que se encontraba en un club de Florida después que el marcador en el tercer periodo señalaba una desventaja de 25 puntos contra el equipo de Nueva Inglaterra (3-28).

Vea el partido del Super Bowl LI en imágenes

La derrota fue la segunda que sufren los Falcons en los dos Super Bowl que han disputado en los 51 años de su historia después de perder el primero por (19-34) frente a los Broncos de Denver, en 1999.

Los Falcons dominaron por completo la primera parte y el tercer periodo con parcial de 9-28, pero en la cuarta, las jugadas excepciones de la defensa de los Patriots y una captura de balón milagrosa del receptor abierto Julian Edelman, que no había tenido su mejor partido, hicieron la diferencia y el milagro del triunfo histórico de los Patriots.

Ningún equipo en la historia de la NFL tienen cinco títulos de campeones y menos logrados con el mismo entrenador en jefe y mariscal de campo que llevan juntos desde la temporada del 2001.

De interés: La presentación de Lady Gaga

Los Patriots que han disputado nueve Super Bowls en su historia confirmaron todos los pronósticos de ser el mejor equipo que llegaba al gran partido para definir al campeón de la NFL.