•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ronald Rivera jamás olvidará la temporada del 2016, pues los logros cosechados ese año pudieron marcar el inicio de su establecimiento en el beisbol casero. Rivera fue el engranaje perfecto para la “Maquinaria Roja” de los Dantos, monarcas del Campeonato Germán Pomares Ordóñez. Lo fue también con la Selección Nacional U-23, logrando el subcampeonato de hits con 15, en el Mundial de la categoría realizado en México. Finalmente, con los Gigantes de Rivas en la Liga Profesional, obteniendo un promedio de bateo de 250 puntos, durante la temporada regular.

Así comenzó

Ronald nació en Chichigalpa, Chinandega, en el seno de una familia sencilla y cristiana que le inculcó desde pequeño los valores de la humildad y el respeto. “Mi familia es cristiana, por eso no soy presumido, la gente que diga lo contrario, seguramente no me conoce. Además, la biblia nos enseña que todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille será ensalzado”, destacó.

Rivera incursionó en el beisbol a los nueve años de edad, sin embargo, cuando cumplió 13, las ligas infantiles perdieron fuerza y se vio obligado a jugar en los campeonatos Mayor A. “Desde pequeño jugaba en las ligas infantiles, pero cuando tenía 13 años ya no había beisbol menor y tuve que jugar en la Mayor A. Muchos hablaban de mí, pues robé miradas. Cuando cumplí 18, mi papá habló con Rosario Guevara, que actualmente es scout de los Astros de Houston (equipo de Grandes Ligas) para que me entrenara. Él (Guevara) me llevó a León y ahí entrenaba de 8:00 a.m. a  2:00 p.m.”, recuerda el chinandegano.

A sus 19 años, Rivera debutó en los campeonatos Germán Pomares Ordóñez, con el equipo de Chinandega.

Recuerda que su mánager, Yader Roa, en ese momento le dio la oportunidad de jugar como titular, desde entonces se ha convertido en uno de los peloteros emblemáticos del equipo naranjero y espera que esa proyección le permita ser scouteado por un equipo de la Major League Baseball (MLB). “Espero jugar no solo en la Liga Profesional o el Pomares, sino jugar fuera del país, si lo logro voy a dar lo mejor de mí”.

“Quiero ser un líder”

Ronald Rivera sabe lo difícil que es establecerse en el beisbol, sobre todo si no dispone de un guía, alguien que le ofrezca una palabra de aliento cuando las cosas van mal. Por ello, el chinandegano cree que puede ejercer el papel de líder en el equipo naranjero, porque enmedio de las limitaciones se mantiene firme como un roble. “Mi meta es ser líder en el equipo de Chinandega, para motivar a mis compañeros, darle ánimo a los jóvenes cuando las cosas se compliquen y sacar adelante al equipo”, remarcó.

Chinandega recibirá a León en su primera serie del Campeonato Germán Pomares el próximo 24 de febrero, para esta temporada los Naranjeros han depositado la confianza en Jorge Herrera como mánager, Francisco Centeno y Osvaldo Mairena como coaches de pitcheo y completan en cuerpo técnico Próspero González, William Moradel  y Ángel Enrique, también como coaches en las bases.