•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Barcelona y Atlético de Madrid, dos de los grandes transatlánticos del futbol español, se juegan hoy en el Camp Nou la posibilidad de optar al primer título del curso, la Copa del Rey, una opción que tras el 1-2 de la ida tienen más a su alcance los azulgrana.

El Barcelona ha jugado seis de las últimas ocho finales de Copa, de las que ha ganado cuatro, y no falla de esa cita en los últimos tres años. Por contra, el Atlético de Madrid ha disputado dos, con una victoria y una derrota. En total, los azulgrana acumulan 28 títulos y los rojiblancos diez.

El 1-2 logrado por los de Luis Enrique en el Calderón es una garantía. En las catorce eliminatorias coperas en las que los azulgrana han afrontado la vuelta con ese resultado, siempre han accedido a la siguiente ronda.

El último precedente fue en la temporada 2015-16, cuando el Barsa ganó 1-2 en San Mamés en los cuartos de final. En la vuelta, los azulgrana redondearon su pase ganando por 3-1.

Por lo que respecta al Atlético de Madrid, ha afrontado en seis ocasiones una vuelta con ese resultado. En cinco de ellas no logró pasar y solo en una, ante el Athletic Club (1977-78), le dio la vuelta a la situación al ganar por 3-4.

El Barsa llega al partido después de haber realizado rotaciones de buena parte de sus efectivos y de conseguir una clara victoria ante el Athletic Club en el Camp Nou (3-0), un resultado más contundente que el juego desplegado por los azulgranas.

Reservó Luis Enrique a unos cuantos titulares el sábado, incluso se permitió el lujo de sustituir a Leo Messi en el segundo tiempo. Luis Suárez no jugó ni un solo minuto y dejó su posición a Paco Alcácer, Piqué fue sustituido por un problema físico en el descanso, y los dos laterales titulares tampoco jugaron de inicio.

Además, para el partido, el Barsa podría recuperar a dos piezas básicas en su juego combinativo: Andrés Iniesta y Sergio Busquets. Ninguno de ellos han podido jugar en las últimas semanas a causa de sendas lesiones y el técnico tampoco lo ha confirmado.

Variante forzosa

Todo parece indicar que Busquets podría jugar de inicio, pero que Iniesta, a causa de la lesión muscular sufrida, seguramente será reservado. Si no juega Iniesta, todo apunta a que Rakitic y André Gomes o Denis Suárez formarán la medular.

Con Busquets en la posición de pivote, el Barsa regresa a sus esencias después de unos cuantos partidos en los que Luis Enrique ha tenido que improvisar en el medio centro.

Hay tres dudas en la alineación del Barsa. Dos en cuanto a quienes acompañarán a Busquets en la medular; y una, quien hará de Neymar Jr. para completar la delantera.

Para la primera opción, Luis Enrique baraja diferentes posibilidades: Rakitic, André Gomes, Denis Suárez; aunque, por el perfil físico del partido, todo apunta a que serán los dos primeros.

En la delantera, todo parece más claro y seguramente será el exatlético Arda Turan quien complete el tridente ante la ausencia del brasileño, que será baja mañana por acumulación de tarjetas amarillas.

En la defensa, todo apunta a que jugará el cuarteto titular, con Sergi Roberto y Jordi Alba en los laterales y Gerard Piqué y Javier Mascherano en el eje. Además de Neymar, la otra baja del Barsa es Rafinha Alcántara.

Asignatura difícil

Enfrente, el Atlético, aspirante a su vigésima final de la Copa, tiene por delante una gesta, por el nivel de su rival, por la derrota de la ida y por sus números en el Camp Nou -una década sin ganar y ningún triunfo en nueve visitas ya con Simeone en su banquillo-, pero su competitividad y su capacidad, por muy grande que sea el desafío y la dificultad, no admite dudas.

Esa presión, ese entusiasmo, esa emoción, esa intensidad y esa mentalidad ganadora guían al equipo rumbo al Camp Nou, donde sabe que su eficacia arriba será esencial para creer en la clasificación y donde Diego Simeone propondrá un once ofensivo, con Fernando Torres junto al francés Antoine Griezmann en la punta. El objetivo es la remontada en el Camp Nou, donde viaja con cinco bajas entre lesiones (Jan Oblak, Tiago Mendes, Augusto Fernández y José María Giménez) y sanciones (Gabi Fernández). La convocatoria presenta las novedades de Lucas Hernández, de vuelta a la citación tras su detención y posterior puesta en libertad con cargos del pasado viernes por una presunta agresión a su novia, y Thomas Partey, reincorporado este lunes al grupo tras jugar la Copa de África.