•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Roberto Arriaza está en Nicaragua desde septiembre pasado, tras permanecer un poco más de un año residiendo en Los Ángeles, California. Arriaza tuvo que regresar al país porque la visa de trabajo que le permite estar peleando en Estados Unidos se venció. El proceso de renovación se ha tardado un poco más de la cuenta; no obstante, el pugilista asegura que pronto se resolverá el inconveniente y estará listo para regresar a suelo norteamericano.

Sin embargo, al llegar a Nicaragua, Arriaza escuchó que Walter Castillo tenía interés de enfrentar al mejor peleador 147 libras del país. Y aunque Walter no dijo un nombre en específico, el chinandegano se sintió aludido, pues él se considera el mejor en esta categoría a nivel nacional. “Me dijeron que Walter tuvo algunos problemitas personales, pero que ya se sentía bien, escuché decir que quiere pelear con el mejor 147 libras, yo acepto el reto, porque ese soy yo”, dijo Arriaza.

Por ahora la posibilidad de ver el enfrentamiento es mínima, porque ambos están buscando abrirse puertas en Estados Unidos. Sin embargo, Arriaza dice que habló con sus manejadores y estos le dieron el aval para que enfrentara a Castillo en cualquier momento. “Me dijeron que no había problemas”, contó el chinandegano, quien indicó que está entrenando en Rivas desde hace un mes.

Combate aguerrido

Al momento de ser cuestionado sobre como visiona un pleito con Castillo, Arriaza recordó: “hemos tenido guanteos, han sido interesantes, dábamos espectáculo. Sería una pelea aguerrida, Walter es un gran peleador, me gusta ir hacia adelante. Mi pegada es la ventaja que tengo sobre él”.

Arriaza permanece invicto en el boxeo profesional con balance de 13 triunfos, sin derrota, liquidando a 10 rivales por la vía del nocaut. Su última pelea fue el 26 de agosto del año pasado, cuando venció por decisión unánime a Benjamin Whitaker en California. Peleando en Estados Unidos, el portentoso peleador chinandegano acumula dos victorias.