•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde Sinaloa, Julio César Chávez Jr. ha reportado un tonelaje de 180 libras a 84 días de pesarse para su pelea contra ‘Canelo’ Álvarez del próximo 6 de mayo, lo cual, asegura, es muestra del empuje que tendrá para esta esperada contienda a realizarse en la T-Mobile Arena de Las Vegas. El límite máximo a pesar es 164.5 libras, así que está a solo 15.5 libras.

En breve charla con ESPN, Julio César dijo estar haciendo hincapié en el acondicionamiento físico para la pelea, tratando de manejar bien su tonelaje para no tener que bajar mucho una vez que se acerque la pelea, pues sabe que cualquier tipo de error puede ser fatal a la hora de pensar en una victoria.

“Estoy trabajando fuerte desde ahorita, no quiero batallar después cuando estemos pensando en la estrategia para la pelea”, dijo Chávez en entrevista con ESPN. “De hecho creo que nos estamos pasando un poco del entrenamiento, pero vamos en el camino, la gente que me conoce sabe que entrenar duro a mí no me asusta”, recalcó.

Perdió disciplina

Chávez reiteró que ha sido un peleador disciplinado, solo que hubo un momento en que perdió el paso. “Para mi cuarta defensa de campeonato en peso medio perdí la disciplina, pero antes de ello siempre había hecho bien las cosas”, aceptó el primer monarca mundial medio en la historia del boxeo mexicano.

Por lo pronto, se ha visto en Culiacán a Chávez Jr. entrenar en las calles con su padre, el legendario J. C. Chávez y con quien dijo iba a trabajar previo a encontrarse con el entrenador seleccionado, que terminó siendo Nacho Beristáin, esperando verlo el último día de febrero o el 1 de marzo para comenzar campamento en las montañas mexiquenses.

“Me parece muy bien don Nacho, también debe ser un homenaje para él”, dijo el Junior que ha prometido disciplinarse para hacer que el esfuerzo del entrenador Nacho Beristáin, el preparador físico Memo Heredia y el resto del equipo rinda frutos el 6 de mayo en la pelea más importante en la carrera del excampeón del mundo.