•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los New York Knicks anunciaron que el exjugador de ese equipo Charles Oakley tiene prohibida la entrada a su instalación del Madison Square Garden hasta nuevo aviso.

Oakley, estrella de los Knicks en la década de 1990, fue detenido por la Policía el miércoles durante el partido contra Los Angeles Clippers en el Garden, tras comportarse “de forma inapropiada y en particular insultante” con James Dolan, el dueño del equipo, informó la Policía en un comunicado.

Descontento por la actuación de los Knicks, Oakley comenzó a insultar a Dolan, que estaba sentado delante suyo, quien llamó a los guardias de seguridad para que lo sacaran de la instalación. Oakley, de 53 años, perdió los estribos y hubo que llamar a la Policía para que le detuvieran por la fuerza.

“Esto no es necesariamente una suspensión de por vida, pero hay que asegurarse de que el Garden sigue siendo un lugar seguro donde las personas se sientan a gusto,” dijo el dueño James Dolan a ESPN Radio Nueva York. “Estoy consciente de que él es una gran estrella en la historia de nuestro equipo, a la gente le encanta, pero eso no es excusa para el comportamiento que tuvo”, añadió.

“Está muy claro que Charles Oakley llegó al Garden con una agenda oculta”, lamentó Dolan. Oakley vistió la camiseta de los Knicks desde 1988 a 1998 y llegó a la final en 1994, que los Knicks perdieron 4-3 ante Houston. Los Knicks emitieron el viernes otro comunicado en el que acusa a su exjugador haber tenido un “comportamiento inaceptable y ofensivo”.

Problemas de ira

“La gente debe entender que Charles tiene un problema de manejo de la ira, no solo se convierte en abusador verbal y físico, sino que también puede tener un problema con el alcohol”, dijo Dolan, quien también es el presidente del grupo que gestiona el Madison Square Garden. Se informó además que el jefe de seguridad de la sala fue despedido.

“A Oakley nunca se le debería haber permitido ir a su asiento”, añadió el propietario. Después del incidente, varias estrellas actuales de la NBA como LeBron James y Dwyane Wade, admitieron estar sorprendidos por el comportamiento de los Knicks en relación con uno de sus exjugadores.