•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Byron “El Gallito” Rojas no termina por definir su futuro. Al no tener compromisos legales con ningún apoderado, obviamente le sobran pretendientes, no obstante, solamente dos son serios aspirantes para convencer y empezar a trabajar con el matagalpino, ellos son Rosendo Álvarez de Búfalo Boxing y Pablo Osuna de Nica Boxing.

Con ambos he tenido la oportunidad de conversar un poco sobre la posibilidad de firmar a Rojas, los dos tiene la mejor intención de sentarse en la mesa, escuchar las exigencias del excampeón y negociar aquellos puntos en los que quizá no estén de acuerdo. Tanto Rosendo como Osuna tienen los contactos necesarios para relanzar la carrera de Rojas y llevarlo nuevamente a la disputa de un título mundial. 

A Pablo le respalda significativamente el apoyo de Román “Chocolatito” González, un hombre muy querido por Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y Gilberto Mendoza, mandamás de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Con los tentáculos del tetracampeón, moviendo sus influencias, podría garantizar un pleito titular. 

Pero Rosendo también tiene una relación muy estrecha con Gilberto Mendoza, de igual forma con Sulaimán. Álvarez fue campeón 105 y 108 de la AMB y logró cosechar una amistad grandiosa con el papá de Gilbertito. El trato con ambos dirigentes es más directo. 

Decidir pronto 

Lo cierto es que Rojas ya tuvo un tímido acercamiento con ambos. Una de las exigencias del matagalpino es recibir una suma de dinero por firmar, el segundo punto es que se le pague una mensualidad, no necesariamente cuantiosa, pero sí que le ayude un poco en su economía familiar, y el tercero es sentirse importante en el tema de su salud. Según Byron, su anterior apoderado, Marcelo Sánchez, no se preocupaba por realizarle chequeos médicos.

Ahora la pelota está en el área de Rojas. El muchacho se encuentra en Michigan, Estados Unidos, donde acumula dos meses de vacaciones. Debe decidir pronto con quién va a firmar, porque si pasa más tiempo inactivo corre peligro de perder escaños en los ranking de la AMB, FIB, y CMB, los tres organismos en los que está muy bien posicionado, sobre todo en el de la AMB, ubicándose en el segundo puesto. 

Si no pelea pronto, Byron se verá afectado y esto retrasará un poco más su intento por volver a disputar un título del mundo.