•  |
  •  |

Charles Oakley ha respondido a la acusación de James Dolan, dueño de los New York Knicks, quien dijo que la exestrella de los de la Gran Manzana tiene un problema con la bebida, explicando al New York Post el sábado que visita centros de tratamiento para apoyar a otros, incluyendo al exjugador de la NBA Jayson Williams.

“Dolan podría pensar, porque seré voluntario en los centros de tratamiento del Rebound Institute con Jayson, que soy un cliente”, dijo Oakley a The Post. “Estoy apoyando el increíble trabajo que Jayson está haciendo. No soy un alcohólico, pero Jayson lo es”.

Desde el arresto de Oakley el miércoles en el Madison Square Garden, Dolan ha insinuado a múltiples medios de comunicación que el amado exjugador de los Knicks tiene un problema con el alcohol.

“Él tiene un problema con la ira, él es física y verbalmente abusivo”, dijo Dolan el viernes durante una entrevista en The Michael Kay Show en ESPN Nueva York 98.7 FM. “Puede que tenga un problema con el alcohol, no sabemos, pero esos comportamientos abusivos son problemas de personalidad”.

Dolan, propietario de los Knicks y presidente ejecutivo, también especuló en una entrevista con el Post que Oakley tiene una “adicción”. “Estoy seguro de que tiene problemas”, dijo Dolan al Post. “No tuve el problema que tiene, pero cuando estás combatiendo la adicción, no es muy diferente de la gestión de la ira o de otras enfermedades donde no puedes controlarte a ti mismo”.