•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El segunda base venezolano José Altuve se presenta una temporada más como la gran figura de la joven plantilla de los Astros de Houston, que buscan dar el salto definitivo a la élite de franquicias de las Grandes Ligas. Altuve, de apenas 26 años, ya tiene en su haber la disputa de cuatro Juegos de Estrellas, uno con el equipo de la Liga Nacional, a la que primero pertenecieron los Astros, y tres más desde que se cambiaron a la Americana.

El segunda base venezolano también ha sido el líder de imparables en las pasadas tres temporadas consecutivas dentro de la Americana, se ha llevado dos títulos de bateo y tiene en su poder tres Bates de Plata.

Todos esos logros individuales colocan a Altuve como el jugador clave dentro de los Astros y en el líder con el que buscan estar en la lucha por el título de la Liga Americana en el 2017.

Pero quizás lo más importante de cara al futuro para Altuve y los Astros es que mejora en cada temporada que inicia y en la del 2017 tampoco quiere ser la excepción. Además, es cuando más lo van a necesitar los Astros, que la pasada temporada no pudieron lograr el rendimiento que esperaban al inicio de las acciones.

El piloto de los Astros, A. J. Hinch, es consciente que la producción que pueda tener Altuve será la clave de cara a lo que todo el equipo pueda dar en el campo.

“Él personifica todo lo que se hace bien en los Astros”, declaró A. J. Hinch antes de viajar a Florida para iniciar los campos de entrenamiento. “Es un gran ejemplo, un trabajador duro, alguien que juega sin pensar en él mismo, que nunca busca recibir crédito y que está dispuesto a echarse toda la culpa”.

Admirable

Hinch admitió que este tipo de profesional no es algo que se pueda encontrar con facilidad dentro de las Grandes Ligas.

“Es un gran ejemplo de cómo alcanzar la excelencia para el resto de nuestros jugadores y pienso que esta temporada, al ver los premios para los que estuvo nominado, mostró el tipo de impacto que ha tenido”, valoró Hinch. El piloto de los Astros se refería a los 1,046 imparables que Altuve tiene ya en su haber desde que debutó en las Mayores el 20 de julio de 2011, que lo dejan con la mejor marca para cualquier pelotero en ese periodo. Sin embargo, todos consideran que Altuve todavía no ha alcanzado su mayor apogeo como profesional y eso es algo que se espera suceda en las próximas tres temporadas.

Altuve tiene contrato con los Astros que firmó a mediados del 2013, uno muy favorable para el equipo, dado que este año el jugador estelar va a recibir un salario de 4.5 millones, con opciones del club para el 2018, de 6 millones y el 2019 de 6.5 millones, un dinero muy inferior a lo que se les paga a otros peloteros con menor rendimiento.

Oferta deseable

Los Astros seguramente ejercerán esas opciones, considerando que Altuve probablemente podría ganar hasta tres veces esa cifra en el mercado libre.

Los Astros tomaron un riesgo y lo aseguraron antes de que tuviesen que hacerlo, y Altuve obtuvo seguridad económica temprano en su carrera. El año pasado, Altuve ganó su segunda corona de bateo de la Liga Americana en los últimos tres años, bateando .338 con marcas personales de jonrones (28) y remolcadas (96), además de 30 robos, 42 dobles, .928 de OPS y 7.6 de WAR. En la votación al premio Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana terminó tercero, detrás de Mike Trout y Mookie Betts, y Sporting News lo nombró el Jugador del Año.

Altuve también se convirtió en el primer segunda base con 100 anotadas, 200 imparables, 40 dobles, 20 jonrones, 95 carreras producidas y 30 bases robadas en una misma temporada.