•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las presencias de Cristiano Ronaldo en el gimnasio, aunque no parece correr peligro su participación ante el Nápoles, y del galés Gareth Bale por segundo día consecutivo con el grupo, han caracterizado el entrenamiento del Real Madrid este lunes, segundo preparatorio del partido ante el conjunto italiano.

Cristiano Ronaldo, al igual que su compatriota Fabio Coentrao, estuvieron ejercitándose dentro de las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, recuperándose el primero de ambos de un ligero golpe sufrido el último sábado en el partido liguero ante el Atlético Osasuna.

La presencia de Cristiano Ronaldo ante el Nápoles, este miércoles, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, no parece en discusión y todo hace indicar que hoy volverá a ejercitarse con el resto del grupo, en lo que será la última sesión preparatoria para el choque contra el equipo napolitano.

Un partido donde es muy poco probable que esté Bale, pese a continuar una positiva evolución de su lesión, como indica que ayer haya vuelto a ejercitarse con el grupo, participado incluso en el “partidillo” final.

Los más de dos meses y medio que lleva ausentes de los terrenos de juego, por una lesión de tobillo derecho que precisó de intervención quirúrgica, aconsejan al técnico Zinedine Zidane tener especial cuidado con el galés, no forzar una vuelta que si parece más probable tenga lugar ante el Nápoles, en el estadio San Paolo, el próximo 7 de marzo.

CONTRA VALENCIA

Incluso, se espera que pueda estar ya listo para jugar en el partido liguero aplazado con el Valencia, del 22 de febrero, en Mestalla. Desde luego, la inclusión de Bale en la lista de convocados para el duelo de mañana con el Nápoles sería una notable sorpresa.

En la sesión preparatoria de este lunes, en la que estuvo también Enzo Zidane, jugador del Real Madrid Castilla, se hizo especial hincapié en los ejercicios con el balón, con posesión y presión, centros y remates, según informa el club.

El Real Madrid volverá hoy a los entrenamientos, tras el cual Zinedine Zidane y un jugador ofrecerán la pertinente conferencia de prensa oficial, previa al duelo contra el Nápoles.

Ayer, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, hizo entrega al capitán Sergio Ramos de una camiseta conmemorativa de los 500 partidos oficiales disputados por el defensa con el conjunto madridista, en un acto que tuvo lugar en la sala de juntas del estadio Santiago Bernabéu.