•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el tapete de los pronósticos, León debe ser considerado uno de los principales candidatos al título del Campeonato de Beisbol “Germán Pomares” que arranca el próximo 24 de febrero. Su ofensiva es compacta, combina experiencia y juventud, pero lo más fuerte del equipo es el cuerpo de lanzadores, al que se anexó el ex grandes ligas Wilton López.

Pero León perdió a dos hombres importantes en la ofensiva, Esteban Ramírez, su bateador designado, y el polivalente Elmer Reyes. Ramírez era el hombre de experiencia y poder en el equipo, junto a Sandor Guido conformaba una dupla explosiva. La salida de Ramírez se debe a una lesión en su rodilla derecha, según el mánager Julio Vallejos, debía operarse y al final decidió no hacerlo. “Esteban tiene una lesión en la rodilla (derecha), eso lo limitó de jugar, prácticamente lo ha sacado del beisbol”, dijo Vallejos. Oscar Cortez es el principal aspirante a quedarse con el puesto de Esteban.

Respecto a Elmer, es un hecho que el versátil pelotero, capaz de desempeñarse casi en todas las posiciones del cuadro interior, no será parte del equipo. “Él (Elmer) nos comunicó que su agente que estaba haciendo lo posible por conseguirle un chance en Grandes Ligas o una Liga Independiente”, contó Vallejos, siendo perceptible su pesar por la pérdida de otro de sus hombres clave en el engranaje ofensivo, pero queda abierta la posibilidad que regrese si las cosas no le salen bien en Estados Unidos.

Wilton fuerte

Por otra parte, Vallejos también habló sobre el estado físico del pistolero Wilton López. Su velocidad está muy bien para el frágil nivel competitivo del campeonato. López seguramente será uno de los lanzadores que esté peleando los principales lideratos de picheo del Pomares. Eso sí, Vallejos aclaró que Wilton arrancará la temporada como relevista. 

“Ha estado entrenando muy bien, la velocidad de Wilton está entre 89-91 millas por horas, su brazo está respondiendo.

Lo estamos llevando paulatinamente e iniciará la temporada como relevista. Vino al equipo con una actitud positiva, como mánager le he dicho que deseo que él sea uno de mis abridores más adelante”, explicó el dirigente metropolitano.

¿Será posible que este año finalmente el equipo pueda coronarse? “El año pasado aprendimos una lección, los nombres no ganan los campeonatos, podemos ser atractivos en el papel, pero esto se trata de hacer el trabajo en el terreno. Tenemos buen picheo, pero debemos mejorar en el aspecto ofensivo”, dijo. ¿A qué jóvenes hay que prestarles atención este año? “A excepción de Meza y Valle que son jugadores ya consolidados y titulares en el equipo, hay muchachos como Romario Mejía, Bryan Osejo y Kenny Rivas, que tendrán mucha oportunidad”, finalizó Vallejos.