• |
  • |
  • Edición Impresa

Desde su llegada al principio de la temporada al París Saint-Germain, el entrenador Unai Emery recibió críticas regularmente, pero el martes salió muy reforzado tras la histórica victoria del club francés sobre el Barcelona (4-0), en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Emery fue uno de los triunfadores de la noche no solo por el resultado, sino por el éxito de sus apuestas tácticas, con un PSG que consiguió ahogar el juego de un Barcelona desdibujado pese a las estrellas que tenía sobre el campo.

Hubo incluso hinchas que aprovecharon para ‘vengar’ el honor de Emery, recordando en Twitter comentarios más o menos hirientes y críticos realizados en los últimos meses contra el entrenador de los parisinos. Hubo analistas que en su día acusaron a Emery de “fragilizar” el club con su forma de gestión, de no tratar con suficiente mimo al recién fichado Hatem Ben Arfa y de haber llegado “sin referencias” (pese a sus tres títulos seguidos en la Europa League con el Sevilla).

“Ha habido un encarnizamiento contra él en un momento dado”, estimó en declaraciones a la AFP Romain Molina, autor de una biografía del entrenador publicada a principios de mes en Francia. Molina recordó que en el pasado también hubo oleadas de críticas contra otros entrenadores como el argentino Marcelo Bielsa cuando dirigía al Marsella o contra el portugués Leonardo Jardim, técnico del Mónaco, actual líder de la Ligue 1. Incluso contra el italiano Carlo Ancelotti cuando llevó las riendas (2012-2013) del París Saint-Germain.

“Los entrenadores franceses, y el mundo del futbol en Francia, en general, tienen una gran confianza en sí mismos y miran siempre a los recién llegados con escepticismo”, explicó en octubre a la AFP el belga Jan van Winckel, adjunto de Bielsa en la etapa del ‘Loco’ en Marsella.

Consagración

Los escépticos sobre Emery tuvieron que callarse el martes: nunca desde la llegada de los propietarios cataríes al club, en 2011, el equipo había brindado una actuación colectiva tan perfecta y encima fue ante un peso pesado mundial, el Barsa.

Como consecuencia del éxito del 4-0, el mundo del futbol destacó su trabajo este miércoles: “Obra maestra táctica de Emery”, señaló La Gazzetta dello Sport. “Emery rompe al Barsa”, destaca Marca. “Emery, digno de los más grandes, un recital táctico. El mérito es suyo”, señaló por su parte el argelino del West Ham Sofiane Feghouli, que jugó a las órdenes de Emery en el Valencia.

“Hemos trabajado mucho, el cuerpo técnico hizo un trabajo excepcional, han preparado mucho este partido”, indicó tras la victoria el mediocampista Blaise Matuidi. “Hemos trabajado mucho tácticamente, intentado aplicar lo que el cuerpo técnico nos pidió y ha dado frutos”, celebró.

La victoria tiene todavía más mérito cuando se recuerda que al París Saint-Germain le faltaban jugadores importantes como Thiago Motta (suspendido) o Thiago Silva (lesionado). Pese a que el triunfo deja al París SG con pie y medio en cuartos de final, queda la vuelta el 8 de marzo en el Camp Nou.

Aspecto psicológico

“El entrenador conocía al Barsa muy, muy bien, ha estado viendo bien cómo juega el Barcelona con la ayuda de videos”, insistió el presidente del PSG, Nasser Al Khelaifi.

Emery no es únicamente un estratega. Antes solo había podido ganar al Barcelona una vez en 23 partidos contra ellos en el futbol español, pero el martes demostró que es un gran director del vestuario, también en el aspecto psicológico.

Ya fue capaz de hacer grande al Sevilla con sus títulos en la Europa League, incluido el último en mayo, cuando el Liverpool había llegado al descanso dominando y los andaluces pudieron remontar en la segunda parte (3-1). Pese a la euforia, el PSG todavía no consiguió nada. En la Champions el camino es largo y en la Ligue 1 el equipo es segundo, pero después del martes el optimismo parece más que justificado.