• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los Indígenas de Matagalpa, semifinalistas de la pasada edición del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, se declaran listos para esta vez avanzar hasta la serie final y conseguir el título que ya ganaron en el 2012 y el 2015, cuando doblegaron a los Indios del Bóer y a León, respectivamente.

Bajo el mando de Raúl Marval, quien en el 2016 dirigió al modesto equipo de Río San Juan, el conjunto norteño se perfila como candidato a pasar sin dificultades a la segunda ronda (cuartos de final), a la que clasifican solo 10 novenas del total de 18.

“Tenemos un equipo competitivo, capaz de situarse entre los mejores cinco del campeonato”, dijo Marval, quien sostiene que la fortaleza de los indígenas radica en su picheo. “Tenemos un staff de lanzadores muy buenos, y que además tienen sus brazos descansados”, afirmó el timonel.

Por otro lado, Marval manifestó que entre sus peloteros jóvenes hay dos a los que será importante darles un seguimiento minucioso, pues tienen mucho talento. Se trata de Walter Castrillo, jugador de los jardines, y de Jerry Treminio, un infielder de gran habilidad.

Equipo compacto

Lanzadores experimentados como Berman Espinoza, quien al año pasado consiguió 13 victorias y efectividad de 2.30, y Wilfredo Amador, que construyó un balance de 11-5 y lanzó para 2.98, podrían encabezar la rotación de Matagalpa.

El tercer y cuarto abridor podrían ser Wilder Rayo y César Orozco, forjadores de 8 y 7 victorias respectivamente. A ellos habría que sumarles la experiencia de Elvin Orozco, de quien hay que estar atentos de la recuperación de su brazo.

Será clave el aporte que puedan realizar lanzadores como los jóvenes Lurgen Rayo, Waliner Dávila y Carlos Rayo. En cuanto al relevo de cierre no hay discusión alguna sobre quien podría desempeñar ese rol, pues los Indígenas cuentan con Francisco Valdivia, el rematador que en el 2016 salvó 32 juegos y tuvo balance de cuatro victorias y solo dos derrotas.

Por otro lado, de la peligrosidad del bateo de Matagalpa no se puede dudar, pues cuentan con el empuje de artilleros como Evert Andino, bateador que en la edición anterior forjó un promedio ofensivo 326 puntos, conectó 13 cuadrangulares y remolcó 78 carreras. Actuaciones similares a la de Andino también las registraron Jhony Trewin, Jean Franco Flores y Marvin Treminio. Estos artilleros, ya de experiencia en el Pomares, teniendo ahora como complemento a muchachos de la talla de Walter Castrillo y Jerry Treminio podrían impulsar a Matagalpa nuevamente a la etapa semifinal del campeonato, en el que debutarán enfrentando a Carazo.