• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El austriaco Markus “Max” Stöckl, quien en el años 20011 había establecido su propio récord, al descender a una velocidad de 164.95 km/h sobre la superficie del volcán Cerro Negro, rompió su propio récord mundial de velocidad sobre bicicleta en el desierto chileno de Atacama.

“Max” logró establecer su nuevo récord con una marca de 167.6 kilómetros por hora. El austriaco, resaltó que después de experimentar sobre la superficie volcánica de Nicaragua decidió ir a Sudamérica buscando nuevos retos en su carrera profesional.

“Con el descenso de Nicaragua no me divertí todo lo que quería, no fue un gran reto. Cuando regresé a casa empecé a buscar otra montaña desde la que pudiera tirarme y la encontré en Chile”, afirmó Stöckl.

“Estoy exhausto, a pesar de que solo fueron 20 segundos de más. No puedo expresar mis sentimientos. Aunque fueron solo 10 o 15 kilómetros por hora más deprisa que en la prueba de entrenamiento. Al verme en la cumbre, mirar hacia abajo y sentir la adrenalina guardo un momento que nunca olvidaré”, dijo el ciclista a agencias noticiosas.

El ciclista completó los 1,200 metros en apenas once segundos tras años de entrenamientos especializados. También se midieron las 170 pulsaciones por minuto que alcanzó su actividad cardíaca durante este nuevo récord mundial.

Durante su aventura por el Cerro Negro, había recorrido una pendiente de 500 metros, de arriba hacia abajo, en el sector oeste, que ocupa una inclinación de 40 grados. Utilizaba un casco aerodinámico, vestuario ajustado, zapatos y lentes oscuros. La travesía duró alrededor de 40 segundos.

En esta última marca establecida en Chile, Max llevaba un traje especial, similar al que usan los corredores de esquí. El casco que se usaba fue especialmente diseñado por él, y no cambió nada del diseño de la bicicleta de montaña que ha usado en los últimos años.