•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Leicester, vigente campeón de la Premier League, derrotó este lunes al Liverpool, en la primera victoria después del cese del entrenador italiano Claudio Ranieri el pasado jueves, y suma tres puntos que le permiten salir provisionalmente del descenso.

La figura del primer partido sin el técnico italiano cesado solo 10 meses después de dar a los Zorros su único título en su historia, fue Jamie Vardy, una pesadilla para la defensa del Liverpool y autor de dos goles (28 y 60).

El tercero lo anotó Danny Drinkwater (39), mientras que cuando ya estaba todo decidido, el brasileño Philippe Coutinho anotó el tanto del honor de los Reds. Con esta victoria, el Leicester (15ª con 24 puntos) sale de los puestos de descenso, adonde cayó el fin de semana tras la victoria del Crystal Palace, que queda ahora a dos puntos.

El Liverpool, por su parte, no demostró ser uno de los equipos que lucha por disputar la próxima Liga de Campeones y se queda 5º con 49 puntos, a uno del Arsenal y 14 del líder Chelsea. El recuerdo a Claudio Ranieri estuvo presente antes del inicio del encuentro, con la exhibición de pancartas en apoyo del técnico y el reparto de máscaras con la imagen del italiano, cesado por los malos resultados de esta temporada.

“Gracias Ranieri por hacer realidad nuestros sueños”, era el mensaje más repetido. Otros aficionados también mostraron mensajes en contra de los propietarios del club y de los jugadores, a los que se acusa de haber traicionado al entrenador. “Nos han criticado injustamente por lo que ha publicado la prensa, pero se ha visto que los muchachos querían reaccionar”, declaró Vardy a Sky Sports.

“Rendimos y ahora queremos ser consistentes. No puedo explicar por qué no lo hemos sido hasta ahora. Hemos trabajado duro, pero no lo hemos logrado”, añadió.

Tras el pitido inicial, el recuerdo a Ranieri dejó paso a la exhibición de Jamie Vardy, que él solo fue capaz de destrozar a la defensa de un Liverpool que jugó mal y que en ningún momento dio la impresión de ser uno de los equipos que lucha por jugar la próxima temporada en la Liga de Campeones.