•   Enviado especial / Miami, Florida  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bernardo Pilatti es una voz autorizada para hablar sobre boxeo. Con más de 35 años dedicados al periodismo, no solamente deportivo sino también lo policiaco (sucesos), Pilatti es de las principales referencias entre los columnistas de la prestigiosa cadena internacional ESPN. 

En una entrevista concedida a El Nuevo Diario, Pilatti realizó un análisis sobre la actualidad de Román “Chocolatito” González. Su valoración sobre la pelea con Cuadras, lo que podría pasar en su primera defensa de título mundial contra Srisaket Sor Rungvisai el 18 de marzo en Nueva York, las comparaciones constantes de Román con Alexis Argüello y las diferencias que existen entre ambos, a pesar de que muchos aficionados los consideran similares boxísticamente.

Don Bernardo, ¿le pareció correcta la postura de Román de no pelear inmediatamente con Carlos Cuadras y aceptar el combate mandatorio contra Sor Rungvisai?

Lo mejor era una revancha, más allá de que no fuese obligatoria, pero no es común que suceda y más cuando la pelea fue muy difícil. Ahora, no olviden que va a enfrentar un rival mandatorio, lo cual está dentro del itinerario. Este no es un rival jamón (fácil), tendrá una pelea complicada y se sabe que después de este combate tiene que enfrentar a Cuadras.

¿Por qué un peleador como Cuadras golpeó tanto a Román?

Porque subió de categoría, no sé si en su equipo valoraron los riesgos. Evidentemente Román sintió el cambio, capaz que se apresuraron a tomar esa pelea, se encontró un hombre más grande. Supongo que habrán trabajado con base en eso para el próximo combate, ahora todos los rivales serán más fuertes. Cuadras es un boxeador elusivo, algo parecido a lo que vimos con Keith Thurman ante Danny García, son peleadores que trabajan desde afuera, aprovechando la distancia. Al mexicano lo complicó el tipo de agresividad del “Chocolatito”, es un peleador que gira y golpea, siempre logra romper la distancia, eligiendo la que le conviene. El estilo del nica fue el que ganó, eso es lo que la gente no entiende.

Lea: “Chocolate”, un boxeador completo

¿En una pelea de revancha la balanza se inclinaría más al lado de Román?

Sí, definitivamente, porque ya sabe a quién se va a enfrentar. Román es un hombre que aprende de los grandes desafíos, él va mejorando de una pelea a otra. Estoy seguro que adecuará su estilo a las 115 libras. Creo que la muerte de su entrenador es la incógnita que tengo: ¿Hasta dónde le puede afectar?

¿Qué tanto podría perjudicarle esa pérdida a Román? ¿Cree usted que la responsabilidad que carga Wilmer Hernández, un muchacho con poca experiencia, es demasiado grande?

Cuando ocurren este tipo de tragedias, como la de Obando, creo que quizás la opción de Hernández sea la mejor a mediano plazo. ‘Chocolate’ se va a sentir más cómodo con alguien de su país, joven, del mismo grupo de Alexis. En esto del boxeo, los veteranos tienen la experiencia del ring, pero los jóvenes son los mejores en establecer sistemas de preparación.

Muchas veces se piensa que lo mejor es llevar un hombre de experiencia, y no es así porque muchas veces están adaptados a sistemas arcaicos que no los cambian por la edad. Los jóvenes en ese sentido están más abiertos, capaz que Román necesitaba alguien así que le ayude a subir a otro nivel.

¿Cómo tomar la frase de Wilmer: “No tengo nada que enseñarle a Román”? Archivo / END

Los entrenadores no enseñan, planifican. Mira el ejemplo de Alexis, trajo gente que le enseñara, pero Ramón Curro Dossman no le enseñó, llegó a pulirle lo que sabía. A estas alturas de la carrera del “Chocolatito”, con casi 50 peleas, obviamente no hay nada que enseñarle, hay cosas que pulirle y mejorar en la estrategia de acuerdo con los rivales.

Román necesita alguien que sepa leer las peleas, que le recomiende cambios y que sepa estudiar las alternativas de acuerdo con los rivales. Ante Cuadras se evidenció que “Chocolatito” necesita cambios en cuanto a la estrategia, Román ya no es un peleador para estar fajándose en todo el combate. Hay momentos que tiene que intercambiar golpes, pero también debe dosificarse para descansar y que su cuerpo se adapte al castigo.

También: Cuadras: “Rungvisai tiene un martillo”

¿Se está jugando el puesto del número 1 Román en la pelea del 18 de marzo?

Empieza a jugárselo por una razón sencilla. Esto estará en dependencia de lo que haga Gennady Golovkin. “GGG” tendrá rivales que lo harán lucir mejor que los que tendrá Román este año. Si Golovkin le gana Daniel Jacobs y luego vence a Saúl Álvarez o Julio César Chávez, creo que tendrá más posibilidades de terminar como el mejor al finalizar el año.

¿Qué ha hecho diferente el “Chocolatito”, siendo un peso pequeño, para merecer estar en la cima del boxeo?

Es más una consecuencia del momento, las causalidades lo ayudaron. En el momento que abandona Floyd Mayweather, no hay nadie de los campeones pesos grandes que esté dominando, entonces el único era Román, nadie le discutía su supremacía, el voto era obvio para él. 

Entre Román y Alexis, ¿quién es mejor?

Hay que esperar que Román se retire. Cuando eso pase, puedes poner en la misma línea a las dos carreras y allí empezar a valorar. Es imposible repetir lo de Alexis, fue único, se coronó en una época difícil, con mil sacrificios, tuvo la inteligencia y el buen asesoramiento para que saliera adelante. 

La carrera de Alexis fue una construcción, la de Román nace por sus cualidades. Son carreras diferentes, igual de valiosas pero difíciles de comparar. Creo que será imposible que el “Chocolatito” emule lo que hizo Argüello, por la época en que nació Alexis.

¿Hay similitudes boxísticamente entre Román y Alexis?

Hay diferencias abismales en lo técnico. El tipo de boxeo era diferente, Alexis además de ser poderoso, era estilista, era más completo que Román. “Chocolatito” es potencia, Alexis a la contundencia le agregaba una lectura inteligente, era un verdadero intelectual del boxeo, se instruía, era un estudioso. 

Alexis tenía otro tipo de capacidades que no tiene Román. “Chocolatito” lo que tiene es un talento natural, “el Flaco” tenía un talento que construyó. Alexis no nació para el boxeo, pero entiende que este era el camino para salir de la miseria. Alexis tenía carisma, empatía con la gente, era un caballero. Seguramente Román terminará con otro título más en su carrera, pero no será como Alexis.

¿Qué carencias le ve a Román?

No se le pueden pedir cosas a boxeadores que no son propias de ellos. Román no puede utilizar el jab porque siempre va a enfrentar a rivales que tienen brazos más largos, él tiene que romper las distancias, así como le pasó con Cuadras. Además, “Chocolatito” explota su estilo, tiene 4 golpes fundamentales, utiliza bien lo que sabe hacer. En eso tiene razón Wilmer, no hay nada que enseñarle, tiene que pulirle lo que tiene. ¿Qué le vas a mostrar a un hombre que está en el tope?

Más: Velocidad y defensa, la prioridades de Román

¿Defensivamente a veces traga golpes de formar innecesaria?

Los fajadores son así. Román es de los hombres que más golpes lanzan, es un hombre que tiene que ir a la corta distancia. Su estilo le exige aguantar golpes para poder darlos, el problema ahora es que empieza a recibir cortes, por consiguiente va a durar menos. Lo que debe mejorar es sus planes de pelea y su ofensiva.

¿A Román se le puede considerar el mejor peso pequeño de la historia?

Normalmente es un error evaluar las grandes figuras cuando están en lo alto de su carrera. Puede que ahora sea el mejor, pero qué pasaría si pierde su siguiente pelea y luego cae ante Cuadras, mentalmente se viene en descenso y se termina su carrera. Román estará entre los mejores, pero hasta que se retire se podrá sacar conclusiones.