•  |
  •  |
  • END

Un hit de A.J. Pierzynski en el segundo inning y un boleto al primer bate Jerry Owens en el cuarto, fue lo único rescatable de la ofensiva de los Medias Blancas de Chicago ante Vicente Padilla, quien en una gran actuación de cuatro entradas dejó a los Rangers de Texas empatados 0-0.

Padilla volvió con esa chispa con la que nos deslumbró en la primera mitad de temporada en 2008, manteniendo a raya a jugadores letales con el madero como Jermine Dye (de 2-0), Paul Konerko (2-0), y sólo Pierzynski pudo descifrarlo con un imparable.

Fue su segunda apertura en el spring training, pero ahora superó por mucho su primera aparición. En aquella ocasión admitió cuatro carreras, tres limpias y cuatro hits en dos episodios. Y aunque ahora no ponchó a nadie de Chicago, se lució con su control cediendo sólo una base por bola.

Mejoró su efectividad de 13.50 a 4.50, como resultado de tres carreras limpias en seis episodios, le conectan cinco hits, otorga tres bases y poncha a dos rivales. Los Rangers vencieron 2x1 a los Medias Blancas, pero Padilla salió sin decisión a falta de respaldo cuando estuvo en la lomita.

Por su parte, Devern Hansack tuvo una actuación desafortunada ayer. En apenas 1.2 entradas con los Medias Rojas, admitió cinco carreras, todas sucias. Le conectaron tres hits, otorgó dos boletos y ponchó a uno de Tampa Bay, que venció a Boston por paliza 15x7.

El pitcher de Laguna de Perlas entró al relevo en el quinto, cuando el partido estaba 4x1 a favor de Tampa, luego de tres episodios del abridor Tim Wakefield. Hansack retiró sin problemas la quinta entrada, pero en el sexto se le fue al piso su actuación, aunque redujo su efectividad a 1.93.

Devern se enfrentó a 12 hombres de Tampa Bay y entregó el duelo 9x2. De los tres hits que le conectaron, uno fue doble, de J. Weber, quien remolcó seis anotaciones en el partido.