•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer, empujados por esa ofensiva mete miedo y por el picheo sobrio, dominante y calculador de Fulvio Delgado, doblegaron 9-3 a la Costa Caribe en el cuarto juego de la serie, misma que ganaron al triunfar en tres de los cuatro desafíos, logrando una misión considerada poco probable en territorio costeño. El gran artífice fue Delgado, quien en siete episodios solo permitió tres imparables y una carrera, además de ponchar a seis rivales en una demostración fantástica desde la loma de los infartos.

Tras un primer episodio en el que ambos abridores, Oscar Chow y Fulvio Delgado, lucieron dominantes, el pícher costeño se metió en serias complicaciones en la parte alta del segundo inning, cuando sencillos consecutivos de Juan Carlos Urbina y Janior Montes más base por bolas a Jordan Pavón llenaron las almohadillas, sin embargo, a la tanda baja del bate de los Indios le faltó punch. Con cuenta de 3-2 Jass Vargas se fajó ante un envío bajito y terminó ponchándose, acto seguido Sandy Moreno Jr. conectó un rodado por la tercera que sirvió para forzar a Urbina en el home plate y Bismarck Rivera se ponchó.  

Tan solo una entrada más tarde Chow volvió a flaquear y esta vez sí fue castigado. Con un hombre sobre las colchonetas, Kenny Alegría conectó un doblete remolcador de la  primera carrera del encuentro. Desenfocado en su accionar, el abridor costeño no pudo con los dos siguientes rivales que enfrentó, permitiéndoles alcanzar base y convertirse en amenaza, misma que el Bóer no pudo concretar, pues el relevista Norman St. Clair dominó a Juan Carlos Urbina en roletazo para doble play y a Montes en batazo a la segunda base.

Sin embargo, ese mismo St. Clair dominante, fue víctima de un swing violento de Jass Vargas, quien en el cuarto inning tumbó la cerca para establecer el marcador en 2-0, ventaja que en el quinto se amplió a 3-0 gracias a doblete remolcador de Edgar Montiel. El trabajo realizado por la ofensiva capitalina, parecía entonces suficiente respaldo para la gran labor monticular que Fulvio Delgado estaba realizando.  

Ayer en Bonanza no hubo forma de frenar a la Tribu, que de una carrera en una fue construyendo una ventaja considerable. En el sexto episodio, imparables consecutivos de Sandy Moreno, Bismarck Rivera y Javier Robles ante el relevista Kevin Pravia produjeron la cuarta anotación del Bóer, que en el séptimo, gracias a cuadrangular con las bases llenas de Sandy Moreno Jr., cambió el marcador a 8-0.

Fue hasta en el inning 7 que Fulvio permitió una carrera y fue un cuadrangular de  Rommel Mendoza, acabando con la blanqueada pero no con la inspiración de los Indios, que se alejaron 9-1 gracias jonrón de Urbina en la parte alta del octavo. En su último chance, los costeños anotaron par de carreras, dejando en 9-3 el marcador definitivo.

Dantos empatan serie

La ofensiva de los Dantos bombardeó sin compasión al picheo de los Indígenas de Matagalpa y los de la capital se impusieron 8-6 en el cuarto duelo de la serie, misma que resultó en empate a dos victorias por bando. El chavalo Carlos Berríos consiguió su segunda victoria y César Orozco su primera derrota.

Por su parte, los Toros de Chontales doblegaron 5-3 a Carazo. José Elías Villegas en relevo se apuntó la victoria y Jaysson Aburto cargó con la derrota. En el segundo partido, los Cafeteros se impusieron 9-7, con victoria para Miguel Suazo, derrota para Villegas y salvado para Aburto.

Por otro lado, en un juego de final dramático, fue necesario que se jugaran ocho episodios para que León se impusiera 2-1 a Río San Juan. Ganó Norman López y perdió Aurelio Barillas.  En el segundo partido los leoneses no quisieron pasar apuros y triunfaron de forma contundente 9-0. Wilber Bucardo consiguió su primera victoria y Jader Sirias llegó a 3 derrotas. La serie la ganó León por barrida.

Por su lado, Madriz doblegó 3-2 a Masaya, siendo el ganador Rudys Cárcamo y el perdedor Pedro Moraga. En el segundo encuentro, los Cañoneros siguieron inspirados y consiguieron una victoria con pizarra de 7-2, empatando la serie 2-2. Ganó Jeffry Sánchez y perdió Santiago Murillo. Justo Rivas conectó un cuadrangular.

Primera victoria

Luego de 10 partidos sin conocer la victoria, los Productores de Boaco derrotaron ayer a primera hora 4-2 a los Tiburones de Granada. El ganador fue Luis Somarriba y el perdedor Juan López, mientras que Odell Oporta se apuntó juego salvado. A segunda hora, los Tiburones se impusieron 10-4, logrando ganar la serie 3-1. La victoria fue para Róger Acevedo y la derrota para Oporta.

Por su parte, Zelaya Central venció 3-2 a Estelí en el primer duelo de la jornada dominical. Ganó Osman Álvarez y perdió Armando Montenegro. En el partido de fondo, los Gigantes igualaron la serie 2-2 al imponerse 4-3. Berman González se quedó con el éxito y Milton Benavides con el fracaso.

En Nueva Segovia, los anfitriones cayeron 13-2 (KO-5 episodios) ante el Frente Sur Rivas. Marlon Altamirano se quedó con la victoria y Jairo Rivera con la derrota. En el segundo juego, los rivenses volvieron a imponerse ahora con marcador de 4-1, con Pedro Torres como pícher ganador y Engel Marín como el perdedor. La serie quedó 2-2.

En el estadio Ron Flor de Caña de Chichigalpa, Chinandega, los de casa derrotaron 10-4 a Jinotega, apuntándose el triunfo Joseph Martínez y el descalabro Felipe Calero. A segunda hora, los chinandeganos completaron la barrida en la serie al lograr una victoria con marcador de 12-8. El ganador fue Jesús Garrido y el perdedor Harvin Herrera.