•   Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Sevilla se quedó a las puertas de los cuartos de final de la Liga de Campeones tras perder este martes 2-0 en el campo del Leicester, que logró su pase a la siguiente fase del torneo europeo.

El central Wes Morgan abrió el marcador al rematar en boca de gol un saque de falta (27), antes de que Marc Albrighton hiciera el segundo (54).

La victoria permite el equipo inglés meterse en los cuartos de final de la Liga de Campeones por primera vez en su historia, en una temporada en pugna por evitar en el descenso en la Premier.

Este triunfo supone un nuevo espaldarazo para el técnico Craig Shakespeare, que se hizo cargo del equipo tras la destitución de Claudio Ranieri, el técnico que llevó al club a ganar su primer campeonato la pasada temporada.

Los ingleses consiguieron darle la vuelta al resultado de la ida en Sevilla, donde habían perdido 2-1 y apean de la competición a un Sevilla que vuelve a caer por tercera vez en octavos de final.

Nasri y Sampaoli expulsados

Los sevillistas terminaron el partido con diez por expulsión de Samir Nasri por doble amonestación (74) y falló un penal en las botas de Steven N'Zonzi (80), que se suma al errado por el argentino Joaquín Correa en la ida.

"Los condicionantes de esta llave fueron determinantes con un arquero rival que fue muy importante para eso, atajó dos penales, en una serie así es mucha ventaja", reconoció el técnico sevillista Jorge Sampaoli, quien también acabó expulsado.

Los sevillistas tuvieron la primera oportunidad con un tiro de Samir Nasri que sacó el meta Kasper Schmeichel (4), pero pronto empezaron a presionar los jugadores del Leicester.

El centrocampista francés del Sevilla no acabaría el partido al ser expulsado por doble amonestación (74).

Sufrió el Sevilla en la primera parte sin lograr conectar su juego de toque y cometiendo muchas imprecisiones, aprovechadas por el Leicester para dominar.

Sin hacer un juego brillante, los ingleses llegaban con peligro en rápidas contras y en acciones a balón parado.

Una falta botada por Riyad Mahrez al área sevillista la remató en boca de gol Morgan haciendo inútil la estirada de Sergio Rico (27).

Curiosamente, el gol no hundió al Sevilla sino que sacó su mejor juego, Steven N'Zonzi y Samir Nasri lograron conectar para controlar el juego y asistir a Ben Yedder, que antes del gol había soltado un latigazo que se fue fuera por poco (21).

El Sevilla acabó dominando el final del primer tiempo y a la vuelta del descanso, Sampaoli sacó a Mariano por Gabriel Mercado y a Stefan Jovetic por Sarabia buscando más mordiente.

"No le tocó"

La sustituciones parecieron surtir efecto con el Sevilla embotellando a un Leicester, que decidió cerrarse atrás buscando la salida a la contra.

"Con diez hombres metimos al Leicester en su arco. Es un partido en el cual el equipo estuvo todo el segundo tiempo encima del rival, generó situaciones, con un equipo muy atrás siguió insistiendo, pero lamentablemente no le tocó", explicó Sampaoli.

Sergio Escudero soltó un disparo lejano que dio en el larguero (53), pero entonces llegó el segundo tanto local.

Albrighton agarró un mal rechace de la defensa sevillista para soltar un latigazo que acabó en las redes de Sergio Rico (54).

Tras el gol, el Leicester puso el cerrojo en su portería, dejando toda la iniciativa al Sevilla que no lograba acertar en la definición.

Un disparo de Correa lo sacó Schmeichel (73) y poco después llegaba un penal cometido por el meta del Leicester sobre Víctor Machín 'Vitolo' que falló N'Zonzi (80).

El Sevilla, que poco antes había perdido a Nasri por doble amarilla (74), no bajó los brazos y asedió durante los últimos diez minutos la portería local, pero sin lograr dar el gol que hubiera, al menos, forzado la prórroga.