•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De Panamá a Puerto Príncipe y de Haití a Nicaragua, ese el camino que debe completar la selección mayor de futbol pinolera, de cara a la Copa Oro de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf). Tras quedar relegada al quinto puesto en la Copa de la Unión Centroamericana de Futbol (Uncaf) en suelo canalero, entre el 13 y 22 de enero pasado, la Azul y Blanco afrontará una repesca en partidos de ida y vuelta contra Haití, la cual definirá el último clasificado al evento de la Concacaf.    

El primer desafío, programado para el próximo 24 de marzo en la capital haitiana marcará el rumbo de la Azul y Blanco. Cuatro días después, en Managua, el equipo que dirige el técnico Henry Duarte querrá sacar renta de un hipotético triunfo como visitante o intentar darle vuelta a la eliminatoria. En cualquiera de los casos, la tropa nacional se aferrará a la esperanza de acceder por segunda ocasión a Copa Oro, tras lograrlo en 2009, al apoyo que le manifiesta el pueblo y al talento de un grupo de futbolistas talentosos que desea enaltecer el nombre de Nicaragua.

Mañana, la selección nacional jugará un partido amistoso ante su similar de Honduras, como parte de la preparación para encarar los duelos contra Haití. El duelo, previsto para que se realice en el Estadio Metropolitano de San Pedro Sula, a partir de las 3:00 p.m., será propicio para que Duarte observe qué jugadores están en mejor forma física y para que pueda probar algunos aspectos tácticos, fundamentalmente en la construcción de jugadas de peligro y el repliegue defensivo, según dijo el estratega. “Durante los microciclos hemos trabajado en conceptos generales, nos interesa afinar detalles en términos defensivos y ser más claros en ataque. Los hondureños son fuertes y tienen buen futbol, aprovecharemos sus características para afinar algunos aspectos”, dijo Duarte.

Según el timonel costarricense, el desafío del próximo 24 de marzo “está 50/50”, refiriéndose a las posibilidades de avanzar de ambas selecciones, considerando que “quien maneje mejor el partido saldrá airoso. No se trata de dónde jueguen (en qué ligas) los futbolistas, sino de la preparación que tengan como grupo, del aspecto táctico que presenten y de qué propondrá cada cual”. Duarte está seguro de que cuenta con los elementos necesarios para superar satisfactoriamente el repechaje y advierte que el apoyo de los nicaragüenses en el Estadio Nacional de Futbol durante el juego de vuelta será sustancial para conseguir el objetivo. El equipo pinolero saldrá hoy (10:00 a.m.) hacia Honduras y viajará desde ese país hacia Miami, Estados Unidos, el sábado 18, mientras que el 23, un día antes de enfrentar a Haití, viajará a Puerto Príncipe.