•  |
  •  |
  • Edición Impresa

No ha sido Everth Cabrera un pelotero que se caracterice por el poder de sus muñecas, así lo demuestra el hecho que en su carrera de siete años en Grandes Ligas solo haya logrado conectar 12 jonrones; sin embargo, en el juego que ayer los Marineros de Seattle le ganaron 7-6 a los Medias Blancas de Chicago, el pequeño artillero apareció de emergente en el sexto episodio y conectó la bola con tal contundencia que la hizo viajar hacia el otro lado de la barda del jardín central, siendo este su primer jonrón en el actual Spring Training y el cuarto en su carrera en los entrenamientos primaverales.

Con el juego 7-1 a favor de los Marineros, el relevista Nick Vincent fue llamado para mantener silenciada a la artillería de Chicago; no obstante, no pudo cumplir a la perfección con tal misión. Tras doblegar a Leury García mediante rodado a la segunda base, el venezolano Melky Cabrera lo agredió con un doblete al jardín derecho y Everth completó la rebelión con un trancazo de cuatro bases remolcador de dos carreras.

Un episodio más tarde, Cabrera volvió al cajón de bateo y pese a que falló en roletazo a la segunda almohadilla, su batazo fue útil para empujar la sexta y última carrera de su equipo. De esta forma, en juego en el que entró en sustitución de Todd Frazier como defensor de la segunda almohadilla, Everth bateó de 2-1, remolcó tres carreras, anotó una y mejoró su promedio ofensivo a .200.

En los entrenamientos primaverales del 2017, el nandaimeño acumula seis imparables en 30 turnos al bate, logrando en ese recorrido empujar seis carreras y anotar siete, además de robarse dos bases.

Cheslor de 1-0

Por su parte, el costeño Cheslor Cuthbert falló en su único turno al bate en el juego que los Reales de Kansas City le ganaron 8-4 a los Angelinos de los Ángeles. El nica no fue titular y apareció en escena en el séptimo episodio, cuando con Hunter Dozier corriendo en la inicial falló en roletazo para doble play ante el relevista Blake Parker, lo que provocó que desmejorara su promedio ofensivo de .231 a .222.