•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A lo largo de la historia del boxeo se han dado fallos descabellados que aún se recuerdan  en la memoria de los expertos en la materia y de los aficionados, a quienes no los engañan fácilmente.

Si bien es cierto el boxeo es una industria en la que están en juego millones de dólares, a veces las decisiones polémicas de los jueces echan a perder una victoria inobjetable de un determinado peleador o arruinan una gran pelea que realizaron dos púgiles y fallan a favor de uno o dan un empate para proteger a otro.

Esto provoca un daño mayor, porque manchan la imagen del boxeo y ponen en duda la credibilidad y objetividad de ellos mismos a la hora de puntear las reyertas. Crean incertidumbre, cuando los combates son cerrados y se van a las puntuaciones. Esas decepciones se seguirán viendo.

A TODAS LUCES

El último hasta el momento, fue el despojo del que fue víctima Román González en su combate contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai (Wisaksil Wangek, nombre de pila) el pasado sábado en el Madison Square Garden, Nueva York.

Los culpables de ese fallo fueron los estadounidenses Glenn Feldman y Julie Lederman quienes puntearon idéntico 114-112,  a favor de Sor Rungvisai, en tanto la también nacida en el país de las banderas, de las barras y las estrellas, Waleska Roldán marcó 113-113.

Feldman y Lederman tienen amplia experiencia en esto de las tarjetas. En el caso de Glenn fue uno de los tres jueces que punteó en el combate de Floyd Mayweather contra Manny Pacquiao el 2 de mayo del 2015. En esa ocasión, sus tarjetas fueron justas al marcar 116-112, a favor de Mayweather.

Otras de las polémicas decisiones en las que se vieron en otro asalto

El 21 de noviembre del 2015, Miguel Cotto enfrentó a Saúl Canelo Álvarez, donde el puertorriqueño realizó una gran pelea y se miraba como el virtual ganador, pero nuevamente la polémica fue el principal protagonista.

Nuevamente, tres estadounidenses fueron señalados al darle una decisión unánime al mexicano. Dave Moretti (119-109), Burt A. Clements (118-110) y John McKaie (117-11).

Otra controversial puntuación fue la de la jueza Cynthia J. Ross que vio empatada la reyerta 114-114, cuando Floyd le dio cátedra de boxeo al Canelo. Moretti esa noche fue justo al marcar 116-112. Tras ser cuestionada, Ross anunció su retiro.

Otro fallo injusto fue en la tercera pelea (2011) entre Juan Manuel Márquez y Manny Pacquiao, que la decisión debía favorecer al azteca, no fue así.

Sin embargo, Moretti (115-113), y Glenn Trowbridge (116-112) le dieron el éxito a Manny, mientras Robert Hoyle marcó 114-114. Posteriormente, los jueces queriéndose reinvindicar,  volvieron a estar en el ojo del huracán en la primera (2012) de dos reyertas que protagonizaron Pacquiao y Timothy Bradley.

Duane Ford y nuevamente Cynthia Ross, puntearon igual 115-113, a favor de Bradley, mientras Jerry Roth (115-113) acertó dándole el triunfo al filipino.

En abril del 2015, el mexicano Orlando Salido hizo los méritos para vencer al puertorriqueño Román Martínez, pero nuevamente la polémica estuvo en el tapete.

La jueza Patricia Morse Jarman  le dio la victoria al azteca (115-113), mientras Burt A. Clements (115-113) punteó a favor del boricua.  Y aquí aparece Glenn Feldman (114-114) con otro fallo discutido. 

Entre otra de las decisiones sonadas está el combate entre Oscar de la Hoya y Félix Tito Trinidad el 18 de septiembre de 1999 en el combate denominado en su momento el Combate del Milenio.

Los jueces que vieron ganar al boricua fueron Jerry Roth (115-113) y Bob Logist (115-114). En tanto Glen Hamada (114-114) marcó  igualdad y la victoria fue para Félix por decisión mayoritaria. Así que no es nada nuevo estos fallos insólitos.