•  |
  •  |
  • END

El equipo de la Costa Caribe viajó ayer a Puerto Cabezas, con la firme voluntad y la esperanza de incrementar el rendimiento en su terreno y mejorar en el balance de ganados y perdidos en los juegos que les restan de esta primera ronda del Campeonato Nacional de Béisbol “Germán Pomares 2009”.

Poco antes de regresar a casa, tras permanecer 43 días en el Pacífico, el manager del team costeño, Davis Hodgson, expresó que en este sector se sintieron cómodos y satisfechos con el rendimiento del 50 por ciento logrado (12-12 en ganados y perdidos), tomando en cuenta de que se trata de un equipo de novatos.

“Es cierto, hubo en algunos peloteros problemas de adaptación porque era la primera vez que salían de su región en el Caribe. Además estaba la situación de salir al frente de una misión que estaba en sus manos. Pero en general, el rendimiento fue satisfactorio, esperando poder superar lo actuado aquí en el Pacífico, una vez que estemos con nuestras familias y en un ambiente totalmente diferente”, indicó Davis.

Del pitcheo, Davis manifestó que ellos, los técnicos, siempre dijeron que se trataba de un departamento bastante dudoso. “Estamos trabajando en esa línea”. Harán un juego con la selección de Puerto Cabezas para la Serie del Atlántico, para detectar algún pítcher que pueda integrar el club. También estarán atentos a la Serie, que siempre muestra talentos.

En 24 juegos, el equipo lanzó para 4.58. Charles Wilson, con 3-0 y 3.31 fue el de mejor rendimiento; Eldo Thomas está con 4-3 y 3.65, Javier García 2-3 y 3.77, en tanto Kenly Chang no ha respondido y está con 1-4 y 5.51.

De la ofensiva del equipo, Davis señaló que habían estimado que no habría problemas para adaptarse a las exigencias del torneo, no así el pitcheo, que necesita a la par de fuerza, mayor inteligencia, y otro tipo de recursos para poder sortear a los bateadores.

“Nosotros no hemos podido mejorar en esa área (el pitcheo), tenemos difcultades, pero con esas estamos navegando y estamos tratando de corregirlos día a día. Esperamos que allá en el Atlántico las cosas cambien”, señaló.

Después que el equipo arrancó con una victoria y 6 derrotas, mostraron una gran recuperación, especialmente en el bateo de largo alcance, que los llevó a ser los máximos jonroneros, con 21, bateando colectivamente para .260.

La principal figura ofensiva fue Dwight Britton, con 6 jonrones, 23 impulsadas y .378 de promedio, pero debe reportarse a los entrenamientos de los Marineros de Seattle. Por eso, la responsabilidad del club recaerá en los bates de Rommel Mendoza (3HR, 18CI), Delmar Wilson (2HR, 14CI), Scott Patterson (.338, 2HR, 9CI), Roberto Martínez (3HR, 11CI), Ronny Pinner (.316, 2HR, 11CI).

Davis espera que los jugadores sean positivos, que puedan levantar el nivel de juego que se mantuvo en el Pacífico, no para decir que vayan a transformarse en súper peloteros, sino que su mentalidad debe ser diferente. Tienen que asumir un mayor compromiso con su fanaticada, que se dejó sentir en cada juego realizado en esta región.