• |
  • |
  • Edición Impresa

Landon Donovan cuelga sus botines definitivamente, con la certeza de que su relevo inmediato como máximo goleador de la selección de Estados Unidos está en los pies de su amigo Clint Dempsey, y en un futuro cercano en el del joven talentoso Christian Pulisic.

La misma semana que Donovan confirmó su segundo retiro, Dempsey regresó de varios meses de reposo debido a una irregularidad cardíaca, para anotar una tripleta en la victoria de 6-0 de Estados Unidos ante Honduras en el hexagonal de Concacaf de cara al Mundial de Rusia 2018. Con esta demostración, ‘el Vaquero’ Dempsey llegó a 55 goles anotados con la selección y se queda a solo dos de empatar el récord de Donovan como máximo anotador del equipo del Tío Sam.

Pero dos de esos goles, y cuatro de los seis conseguidos por Estados Unidos, llevaron la factura del joven de 18 años Christian Pulisic, un talento de ascendencia croata, formado en Estados Unidos y firmado a los 16 años por el Borussia Dortmund.

Donovan, el referente

Para muchos, Donovan dejó el futbol de forma prematura, tal vez molesto porque el exentrenador de Estados Unidos Jürgen Klinsmann le eliminó del equipo al Mundial de Brasil 2016, siendo uno de los que más rindieron en los partidos de preparación.

Bruce Arena, entonces entrenador del Galaxy y exDT que dirigió a Donovan en el seleccionado estadounidense de 1998 a 2006, le convenció para que saliera del retiro y jugara con el club galáctico. Pero ya el físico no era el mismo, y Donovan anotó un gol en 9 partidos tras regresar al futbol profesional después de dos años inactivo.

A sus 35 años, Donovan se retira como líder goleador (160) y en asistencias (151) en 384 partidos de la Major League Soccer (MLS). Su ejemplo inspiró a cientos de chicos estadounidenses, entre ellos a Christian Pulisic. “Crecí viendo los goles de Landon y sus hazañas con el seleccionado, y como muchos chicos, queríamos brillar como él”, dijo Pulisic a la AFP.