•  |
  •  |
  • END

A pesar de la decisión de los altos mandos de los Padres de San Diego de enviar a Aristides Sevilla a Doble A, con los Misioneros de San Antonio y negarle un espacio en el equipo grande, el leonés está decidido a demostrar que está listo para subir a Grandes Ligas ahora o cuando lo decidan.

“No sé qué habrá pasado por la mente de los jefes, pero voy a demostrar que se equivocaron. Mis compañeros de las menores y los coach están asustados de que no me haya quedado con los números que estaba haciendo, pero las veces que trabaje con San Antonio o donde sea que me manden, voy a lanzar para demostrarles lo equivocados que están”, explica Sevilla a EL NUEVO DIARIO desde su habitación en Arizona.

Aristides tiró 2.2 innings sin carreras en el spring training y se miró mejor, “más centrado que el año pasado, con envíos en la zona de strike, mejor dominio del sinker y slider”, pero aun así y los números no hubo espacio para su potencial.

“Cuando tomaron la decisión me dijeron que lo hacían porque querían comenzar con algunos lanzadores de experiencia, pero que no me desmotivara porque no significaba que no les interesaba. Más bien me aconsejaron que siga lanzando así porque en cualquier momento me llamarán”, agregó el nica.

“Yo siento, y sinceramente te lo digo, como se lo diría a cualquiera de los Padres, lo único que me falta es ese chance, porque soy capaz de sacar out”, expresó.

El que todavía está peleando un chance para quedarse con San Diego es Everth Cabrera, quien entró en el quinto episodio ayer, bateó de 3-1. Conectó de hit ante el norteamericano Newby, de Arizona, que cayó 16x3 ante los Padres. Ahora resume tiene .174 de average, producto de cuatro hits en 23 apariciones.