• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Convertido en un huracán, el “as” del Thunder de Oklahoma, Russell Westbrook, nos está haciendo penetrar en el ámbito de otra época, la de los Chamberlain, los Robertson, removiendo con su furia el tiempo, el polvo y la grandeza estancada en su interior. Cada una de sus arremetidas, va acompañada de música mortífera. Frente a los Rockets de Houston y su feroz rival en la persecución del título de Más Valioso en esta temporada de la NBA, James Harden, un excompañero de equipo en el 2011-2012, Westbrook volvió a hacer estragos consiguiendo su 36 actuación de triple doble con 39 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes, colocándose a cinco de la marca de 41 en poder de Oscar Robertson desde 1962, cuando los tiros de tres puntos no habían sido inventados.

RUSSELL NO PUDO VERLOS

Nacido en 1988, Westbrook no pudo ver jugar a Robertson, estrella de los Royals de Cincinnati y los Bucks de Milwaukee, quien alcanzó jugar con Bob Cousy, retirado del juego que lo encumbró a la fama en 1974. Puede ser que hasta hoy, Westbrook esté viendo por videos, tanto al “Monstruo” Wilt Chamberlain, a quien superó cuando registró su triple doble 32, y también a Robertson, el dueño de los 41.

En más de cinco ocasiones, Westbrook ha quedado a la orilla de un triple doble, siendo recortado por un rebote o una asistencia, y con 10 juegos pendientes, el reto es mayúsculo: 5 para empatar y 6 para quebrar marca. La cifra de 41 es el equivalente a la mitad de juegos del calendario regular, es decir, un ritmo enloquecedor de 2-1 en un ejercicio de versatilidad, que sólo fue visto hace 45 años. La pregunta obvia ¿será capaz Westbrook? fue planteada desde anoche en Dallas y continuará flotando mañana en Orlando contra el Magic, antes de regresar a casa en Oklahoma para recibir a los temibles Spurs de San Antonio.

HAY UN TITÁN SUDANDO

El esfuerzo titánico de Westbrook, se está realizando a la orilla de la desesperación que aguijonea al Thunder, quien pese al espectacular desempeño de su jugador huracanado, perdió 137-125 ante los Rockets. Ese resultado lo dejó como número 6 en la Conferencia del Oeste, persiguiendo a los Clippers y el Jazz, mientras es perseguido por Memphis. Evitar ir a los Play Offs contra Warriors, Spurs o Rockets, los tres primeros en ese sector, exige quedar quinto o cuarto, un tarea muy exigente que prohíbe tropiezos.

Esto no debería estar ocurriendo con el Thunder dicen los soñadores que se imaginan estar viendo en acción juntos a Westbrook, Harden y Kevin Durant, como lo estuvieron en el 2012, cuando Harden fue seleccionado como el mejor sexto hombre. Sin duda, actualmente sería un tridente mordedor, más dañino que LeBron, Irving y Love con los Cavaliers, y que Curry, Thompson y Durant con los Warriors. Pero eso es solo una especulación triturada.