•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cabalgata de emociones a lo largo de esta permanentemente humeante temporada de la NBA, ha dado la impresión de extenderse entre llanos y montañas, serpenteando entre oleajes y tempestades, dejando huellas imperecederas de una espectacularidad difícilmente comparable. Han pasado etapas de esplendor y grandeza, hemos visto desfilar a figuras cumbres entre Chamberlain y Jordan, alargando la brillantez hasta Kobe, LeBron y estos Spurs, y la NBA no ve debilitarse su capacidad de asombrar. Aquí estamos frente a un cierre intensamente dramático, con muchas cifras tambaleándose y unos play offs en que la única certeza es que los duelos que saltan a la vista serán grandiosos.

EL IMPULSO DE LOS SPURS

Ganando 9 de sus últimos 10 juegos, incluyendo uno sobre los Spurs de San Antonio, su fiero rival, los Warriors, sin las cifras deslumbrantes de hace un año, y sin uno de sus pilares fundamentales, Kevin Durant, quien está por regresar a la trinchera aprovechando una recuperación acelerada, han vuelto a mostrarse como el equipo capaz de superar a cualquier rival en los play offs, llegar a su tercera final consecutiva y obtener su segunda corona. Es difícil encontrar a alguien que dude de su favoritismo, aunque la fe en ellos no sea tan grande como cuando establecieron la marca de 73 triunfos y fueron frenados por la inmensidad de LeBron.

EL RETO DE WESTBROOK

Rusell Westbrook ha sido el hombre de las ocho columnas día tras día. La persecución implacable de la marca de 41 triples dobles en poder de Oscar Robertson lo ha mantenido estimulado para atravesar todas las barreras. Con racha de cuatro juegos realizando triples-dobles, el último con 57 puntos en tiempo extra, Westbrook continuó su sprint encima del arco iris de la NBA. Su furia produjo 19 puntos en los últimos 7:45 minutos de juego, un alarde que forzó el empate, para derrotar a Orlando y fortalecer las esperanzas del Thunder de quedar entre los cinco primeros, esquivando a los más fieros. Pendientes 8 batallas, Westbrook necesita cuatro actuaciones más de triples-dobles. La gran intriga es: ¿podrá?

UN CHAVALO EXPLOSIVO

A la fulgurante presencia de James al frente de los Rockets disputándole a Westbrook el reconocimiento como Más Valioso, agreguen la rareza de ver a un novato de 20 años marcar 70 puntos en un juego. Eso estremeció los cimientos de la NBA. Devin Booker, de los Soles de Phoenix, registró 21 de 40 disparos, con 4 de 11 en triples, y 24 de 26 desde la línea de tiros libres. No hubo tiempo de preguntar, ¿de dónde salió este francotirador? El show fue disfrutado y ahora Booker es envuelto en grandes expectativas. Parece inevitable pensar en él como el próximo anotador de 100 puntos en un juego, proeza solo lograda por Wilt Chamberlain, el más grande canastero de todos los tiempos… Amigos, la NBA está ardiendo con los Cavaliers trabándose (5-5 en sus últimos 10), los Warriors impetuosos, la impredecible batalla Westbrook-Harden, el regreso de Durant y la posibilidad de unos play offs súper excitantes entre equipos agigantados, en las narices de todos.