•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pónganse en pie y aplaudan a estos dos gladiadores del ring, Cristofer González (23-2, 15 nocauts) y Eliecer Quezada (20-6-2, 8 nocauts). La noche del viernes en el Puerto Salvador Allende, protagonizaron una tórrida batalla, de esas que necesita el boxeo nacional para revitalizarse, despertar las emociones y provocar que la gente recupere el interés por una disciplina que tanta gloria le ha dado a Nicaragua.

González derrotó a Quezada por decisión dividida, un resultado que bien pudo ser a favor de Eliecer y nadie hubiese protestado absolutamente nada, pues la pelea fue tan cerrada, que el empate era justo, pero la victoria de Cristofer tampoco debe generar inconformidad. Simplemente la apreciación de dos jueces (98-92 y 97-93) terminó dándole el triunfo al muchacho de la colonia Nicarao que retuvo su título 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Silvio Ortiz le dio el triunfo a Quezada 96-94.

No hubo round de estudio, desde el primero, Quezada y González salieron con todo. Sacó la mejor parte Cristofer, utilizando sus ganchos a los costados para finalizar sus combinaciones con rectos al rostro de Eliecer, quien poco a poco fue subiendo el voltaje, usando movimientos laterales y contratacando con su mejor virtud: la velocidad de manos. Así empezó a hacerle daño y desconcertar a su rival, hasta emparejar las acciones. Haxel Murillo / END

De hecho, el cierre de Quezada fue mejor,  eso sí, Cristofer conectó los golpes de mayor poder, arrinconó varias veces a Eliecer en las cuerdas y parecía que podía noquearlo, pero le faltó continuidad y constancia para mantener ese ritmo frenético. Ganó Cristofer, una revancha vendría bien por el espectáculo y seguramente Pablo Osuna de Nica Boxing estaría de acuerdo en montarla. Hasta el momento es la pelea del año. 

Ganó “Melo”

El prospecto Melvin “Melo” López caminó 10 asaltos para poder imponerse al mexicano Hugo Hernández Aguilar por decisión unánime, adjudicándose el cetro 115 libras latino del CMB.

Técnicamente López es un muchacho con grandes recursos, el problema es que en esa categoría pierde poder, velocidad y además se ve que no dispone de suficiente oxígeno para mantener un ritmo vertiginoso y constante.

Fue la décima victoria sin derrotas para López. Sin embargo, Melvin y su equipo de trabajo deben analizar bien si es conveniente seguir haciendo carrera en 115 libras. Inicialmente el muchacho estaba proyectado a convertirse en un gran peleador en 108. Además, en esa categoría puede hacer más daño y sacar ventaja por su físico portentoso. 

Félix peleó solo

En la pelea estelar de la noche, Félix “Gemelo” Alvarado (27-2, 23 nocauts) tardó más en subir al ring que en noquear a su rival colombiano Luis de la Rosa (24-8-1, 14 nocauts), un boxeador que solamente vino a pasear y cobrar a Nicaragua. Alvarado lo fulminó en el primer asalto con un gancho al hígado. De la Rosa no quiso levantarse, escuchó el conteo de protección sin ningún interés de seguir peleando.

Félix ganó su tercer combate seguido por nocaut en el primer asalto, reteniendo su título 108 libras latino del CMB por segunda ocasión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus