•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre tantas alternativas, todas atractivas y abiertas a candentes debates, la Serie Mundial que parece más viable después de sacudir frenéticamente el baúl de las posibilidades, es Medias Rojas-Cachorros. No hay duda que estos equipos, tan bien armados como franceses y alemanes en los alrededores de Verdún en 1916, pueden ofrecer un Clásico memorable, pero pronosticar tan anticipadamente, antes del primero de 162 juegos, con cada equipo expuesto a riesgos incontables, equivale a mantenerse zigzagueando durante seis meses en un campo minado. Considerar que en cinco divisiones repetirán los ganadores del 2016, sin descartar a Texas en el oeste de la Liga Americana, es una rareza sin precedentes desde que se ampliaron las ramificaciones y se archivó aquello de que el mejor equipo de cada liga avanzará a la serie por el campeonato.

¿POR QUÉ BOSTON? 

En el sector este de la Liga Americana, el aterrizaje de Chris Sale en una rotación encabezada por David Price en recuperación, fortalecida por el ganador del Cy Young, Rick Porcello, y completada por el ganador de 13 juegos Steven Wright y Eduardo Rodríguez, con Drew Pomeranz detrás, convierte a los Medias Rojas, con un candidato a Más Valioso en Mookie Betts, otro para Novato del Año Andrew Benintendi, la combinación de doble plays, Bogaerts-Pedroia, y los aportes de Jackie Bradley y Pablo Sandoval, en favoritos para prevalecer sobre Toronto que perdió a Edwin Encarnación aunque espera un gran año del tirador Aarón Sánchez, quien registró balance de 15-2. y cuenta con el cañón de Josh Donaldson. Hay que mirar con cierto interés a Orioles y Yanquis, que pelearán el tercer lugar, con los Rays de Tampa, equipo de Erasmo Ramírez, en el fondo. Si Gaby Sánchez continúa su crecimiento como destructor, Greg Bird y Aaron Judge responden a las expectativas, el short Gleyber Torres está listo para dar el salto en un par de meses, Tanaka se establece como dominante y Chapman hace tanto daño rematando, los Yanquis pueden ser agitadores. ¡Ojalá!

Te puede interesar: Rodríguez y Guerrero podrían entrar al Salón de la Fama

FUERTE BULLPEN   David Price, abridor de los Medias Rojas de Boston, candidatos al título.

En el centro, los Indios de Cleveland no pretenden ganar 100 juegos, pero posiblemente no necesitarán tanto para superar a Tigres y Royals, eso sí, tendrán que asegurar por lo menos 90 triunfos para evitar alteraciones del sistema nervioso. Andrew Miller, Cody Allen, Bryan Shaw y Zach McAllister, garantizan desde el bullpen un gran soporte a la rotación que jefea Corey Kluber con Danny Salazar, Trevor Bauer, Carlos Carrasco y Josh Tomlin detrás. 

En el infield, Lindor, Ramírez, Kipnis y Santana son muy funcionales con Brantley, Naquin y Chisenhall en los bosques, y Yan Gomes con la máscara. Veo a Kansas, el equipo de Cheslor Cuthberth, más retador que Detroit pese a la pérdida de Yordano Ventura, fallecido, y las salidas de Edison Volquez, Kendry Morales y Wade Davis. Es un atrevimiento porque los Tigres pueden volver a rugir fuerte con Cabrera, Kinsler, los dos Martínez y Upton, y una tripleta de abridores integrada por Verlander, Fulmer y Zimmermann. Los Medias Blancas de Abreu y los Gemelos, lucen frágiles.

IMPREDECIBLE

El lado oeste de la Americana. La primera impresión es Houston, que a su armamento tan estimable, agregó a Brian McCann, el veterano Carlos Beltrán y Josh Reddick. La combinación Correa-Altuve, la presencia del ansioso Yulieski Gourriel, unos bosques bien cubiertos y tres mosqueteros en la colina como Dallas Keuchel, Lance McCullers y Collin McHough, hacen ver temibles a los Astros. El resurgir de Yu Darvish y el aporte de Andrew Cashner son esenciales para Texas que perdió a Colby Lewis, Beltran, Moreland, Desmond y Holland, en tanto, los Marineros levantan la mano sin crispar el puño, con Félix Hernández, Canó, Segura y Seager. Aún con Mike Trout y Albert Pujols, los Angelinos de Juan Carlos Ramírez y los Atléticos de Oakland se ven sin posibilidades. Es obvio que la batalla será entre Astros y Rangers.

SÚPER ROTACIÓN

Con cuatro brazos como los de Max Scherzer, Stephen Strasburg, Tanner Roak y Gio González, más Joe Ross, los Nacionales de Washington, que tienen a Bruce Harper, Trea Turner, Daniel Murphy y Adam Eaton, son vaticinados como ganadores del este en la Liga Nacional. Esa rotación parece ser una garantía evitando malas rachas, pero sin perder de vista el avance de los Mets, con el respaldo de Syndergard, Jacon deGrom, Steven Matz y Matt Harvey. Perdieron a Bartolo Colón y necesitan que su ataque central con David Wright, Céspedes, Bruce y Walker, se mantenga activado. Sin la escopeta de José Fernández, los Marlins se ven recortados en opciones así Stanton registre una formidable actuación con apoyo de Gordon, Yelich, Prado y Ozuna. Los Bravos, que agregaron a Colón, Dickey y Jaime García, teniendo como líder a Julio Teherán; se ven atrás junto con los Filis.

 Los Cachorros de Chicago son favoritos para repetir en la Serie Mundial.A REPETIR

Es difícil dudar de los Cachorros. Son los mismos y quizás rendirán tanto o más. Ese infield con Bryant, Russell, Báez y Rizzo; el patrullaje en los jardines, los brazos de Jon Lester, Jake Arrieta, Kyle Hendricks y John Lackey, y la llegada de Wade Davis y Koji Uehara para tratar de cubrir la salida de Chapman , hacen pensar en la repetición de los Cachorros, pese al esfuerzo que realicen los Cardenales con el picheo de Carlos Martínez, Adam Wainwright, Alex Reyes y Lance Lynn, la adquisición de un lead-off como Dexter Flower, y el aporte de Yadier Molina, Aledmys Díaz, Carpenter y Wong. Los Piratas, con dos grandes pilares en los bosques McCutchen y Polanco, y un líder de staff como Gerrit Cole; van a incomodar pero no a impactar. Los Cerveceros que siguen contando con Ryan Braun y los Rojos, una maquinaria desarmada, se ven condenados a los últimos lugares en este sector central.

OTRA PELEA

¿Podrán los Dodgers mantener los cuatro juegos de ventaja sobre los Gigantes que les aseguraron el liderato del lado oeste? El crecimiento que consiga Julio Urías, el retorno a las esferas de lo grandioso de Clayton Kershaw, ganador de 12 juegos, más la incidencia que puede tener Corey Seager y la importancia del rematador Kenley Jensen, pueden hacer posible eso frente a los compactos Gigantes que agregaron al relevista Mark Melancon en busca de superar la barrera de los 90 triunfos, algo que solo lograron los Dodgers con 91. 

Con Madison Bumgarner, Johnny Cueto, Mike Moore y Samardzija, y buen bateo central, no se puede perder de vista ni un instante a los Gigantes. Los Rockies con Nolan Arenado y Trevor Story, pueden presionar, quedando atrás los Cascabeles de Arizona con todo y Zach Greinke y los Padres de San Diego.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus