•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Arsenal y Mánchester City empataron a dos goles ayer en el cierre de la 30ª jornada de la Premier League y se repartieron un punto cada equipo que no les sirve para lograr sus objetivos inmediatos.

El City se adelantó en dos ocasiones, por medio del alemán Leroy Sané (5) y del argentino Sergio Agüero (42), pero los ‘gunners’ lograron empatar en ambas ocasiones, con goles de Theo Walcott (40) y del defensor germano Shkodran Mustafi (54).

Pero el reparto de puntos no le sirve al City para acercase al líder Chelsea, que el sábado perdió sorprendentemente en casa ante el Crystal Palace (2-1), ni al Arsenal para acercarse a los puestos de Champions.

Tras la 30ª jornada, el Chelsea es líder con 69 puntos, por los 62 del Tottenham, los 59 del Liverpool y los 58 del City, aunque los ‘reds’ tienen un partido más que sus rivales.

En el Emirates se vivió un intenso duelo entre dos equipos cuyas aspiraciones a principio de temporada eran mucho mayores que las actuales.

El equipo que dirige el español Pep Guardiola tenía una última oportunidad de luchar por el título, pues un triunfo ante el Arsenal le hubiese colocado a nueve puntos del Chelsea y con la visita a Stamford Bridge el próximo miércoles.

El City se adelantó con un tanto de Sané, que se marchó por velocidad de la defensa tras un pase largo del belga Kevin de Bruyne y dribló al arquero colombiano David Ospina para marcar a puerta vacía (5).

Más igualado

Al Arsenal le costó encontrar el ritmo al partido ante un City que fue mejor en la primera parte, pero que se encontró con un gol en contra en la primera acción de peligro de los ‘gunners’.

Walcott empató en una jugada en la que el defensa francés Gaël Clichy se durmió dos veces, primero rompiendo el fuera de juego de los delanteros ‘gunners’ y después al no saber despejar la pelota antes de que el internacional inglés fusilase a Willy Caballero (40).

Al inicio del segundo tiempo, el alemán Mesut Özil lanzó un córner desde la izquierda y su compatriota Mustafi se elevó por encima de la defensa y conectó un cabezazo para superar a Caballero (54).

El segundo tiempo fue más igualado, aunque el resultado ya no se movió.