•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Juventus sacó un punto de su visita al Nápoles (3º) que le mantiene confortablemente en la primera posición de la Serie A, tras el cierre ayer de la 30ª fecha del campeonato italiano.

El alemán Sami Khedira adelantó a los turineses en la primera parte (7), pero el Nápoles fue mejor todo el partido y empató en el segundo período con un tanto del eslovaco Marek Hamsik (60).

En el regreso del argentino Gonzalo Higuaín a Nápoles, donde fue idolatrado hasta que esta temporada cambió de camiseta por el ‘enemigo’ Juventus, el equipo de Turín fue el primero en dar un golpe, en una pared entre Khedira y el esloveno Miralem Pjanic que resolvió el germano con un disparo cruzado de derechas para batir al brasileño Rafael Cabral (7).

Tras el gol, el Nápoles reaccionó y se adueñó del balón, aunque le costó llevar peligro al arco defendido por Gianluigi Buffon.

La más clara de la primera mitad fue un disparo desde la frontal del belga Dries Martens, tras recortar a un defensa, pero chutó a las manos de Buffon que detuvo sin gran dificultad (34).

El Nápoles monopolizó el balón y siguió intentando buscar el gol, pero la Juventus se defendió bien y llegó a la pausa con ventaja.

CAE LA IGUALDAD

A la vuelta del vestuario, la dinámica del partido continuó igual y el español José Callejón logró el gol del empate, pero el árbitro lo anuló por claro fuera de juego del exdelantero del Real Madrid (57).

Fue el preludio de lo que ocurrió tres minutos después, en una gran jugada de ataque del Nápoles, con varios pases al primer toque, que acabó con un colocado remate de Hamsik para batir a Buffon y empatar merecidamente el partido (60).

Poco después, los napolitanos estuvieron cerca de voltear el marcador, pero el disparo de Martens pegó en el poste del arco de Buffon (64).

Con el paso de los minutos, la Juventus, rival del Barcelona en los cuartos de final de la Liga de Campeones, pareció satisfecha con el punto y el Nápoles no tuvo fuerza para completar la remontada.