•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Y si el París Saint-Germain recuperó su confianza en el campeonato francés el sábado? Goleando 4-1 en la final de la Copa de la Liga al Mónaco, líder y equipo de moda en Europa, puede que el conjunto capitalino encontrara su punto de inflexión a ocho jornadas del final.

“Fue importante tomar ventaja psicológica sobre el Mónaco. Ganamos confianza y metimos presión al Mónaco en el campeonato, les mostramos que estamos todavía presentes para recuperar nuestro atraso”, señaló el argentino Javier Pastore tras la final.

Los parisinos están a tres puntos de los monegascos en Ligue 1. Casi cuatro, porque el equipo del Principado tiene una diferencia de goles muy favorable (+61 frente a +39 para el PSG).

La tarea para el vigente campeón se antoja de todas formas difícil. Entre los compromisos del PSG, una salida a Niza, tercer clasificado el 29 de abril. El resto del calendario no favorece especialmente a ninguno de los equipos. El Mónaco se desplaza a Lyon el 23 de abril y además cuenta con el sobresfuerzo que supone disputar los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Borussia Dortmund el 11 y el 19 de abril. En la final de la Copa de la Liga el Mónaco evidenció su desgaste, acusando las bajas, entre ellas la del atacante colombiano Radamel Falcao, fuera por un problema en la cadera.

Mbappé no brilló

Sin el “Tigre”, la responsabilidad en el ataque era del joven prodigio Kylian Mbappé, de 18 años. Pero el nuevo internacional francés no brilló en Lyon, como explicó él mismo con gran lucidez.

“No estuve a la altura del evento, fallé en muchas cosas y no supe ayudar a mi equipo a levantar la cabeza”, dijo tras el choque.

Además de su título de campeón de Ligue 2 de 2013, el Mónaco no levanta un trofeo desde 2003, una Copa de la Liga precisamente.

“Hemos pasado página, desde mañana nos vamos a concentrar en el campeonato, es el objetivo número 1”, señaló el vicepresidente del club Vadim Vasilyev, que considera que la Liga de Campeones y la Copa de Francia, en la que el Mónaco recibirá al Lille el martes en cuartos, son “bonus”.

Cavani, 40 goles

“No estamos decepcionados, tenemos todavía tres competiciones. No podemos quedarnos en esta derrota”, señaló el centrocampista Tiémoué Bakayoko, que tampoco completó un gran partido.

Del lado parisino su presidente Nasser Al-Khelaïfi señaló que “la temporada comienza ahora”, como si quisiera poner punto y final a la larga resaca de la derrota 6-1 ante el Barcelona en la Liga de Campeones.

“Es muy importante para nosotros y muy especial jugar contra el Mónaco. El partido nos ha dado mucha confianza. Esto todavía no ha acabado”, añadió el dirigente.

El PSG es consciente de que para salvar la temporada necesita ganar los tres títulos nacionales de nuevo. Le quedan la Copa de Francia, con los cuartos de final ante el Avranches el miércoles y la Ligue 1.

Para la misión de reeditar el triplete cuentan con el faro de Cavani, autor de un doblete ante el Mónaco para alcanzar los 40 goles en 40 partidos este año. Su prolongación de contrato es muy esperada en el PSG.