•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué conclusiones se pueden sacar de Ricardo “Matador” Mayorga (32-9-1, 26 nocauts) tras su triunfo contra Jaudiel Zepeda (12-18-1, 9 nocauts)? Pocas, pero la más importante es que el excampeón mundial ya caducó totalmente como pugilista. Mayorga noqueó al mexicano en el tercer asalto de un combate pactado a ocho el sábado en el Chamán Bar, donde hubo mucha afluencia de aficionados, unos con deseos de ver ganar al nica y otros de presenciar su derrota.

Eso sí, cuesta creerlo, pero Mayorga al menos en Nicaragua sigue siendo un producto valioso para el marketing. A sus 44 años de edad, su repetitivo discurso cargado de ofensas tiene resultados evidentes. Con todo y lo grosero que resulta ser, la gente llega a verlo y los que no compraron un boleto estuvieron pendientes a través de las redes sociales o la transmisión que realizó canal 6. Peleando contra muertos, Ricardo puede ganar un poco más de dinero, pero si sale de Nicaragua, se expone a que le conecten un golpe terrible y pague con graves consecuencias.

El sábado solo reafirmó el fin de su carrera pugilística, pues no tiene nada bueno que ofrecer. En 175 libras se vio lento, su defensa fue frágil como un papel, muy carente de reflejos, y la pegada es de algodón, respecto a sus mejores años. Ganó ante Zepeda porque el mexicano no parece un boxeador serio y apenas sabía caminar sobre el ring. Aun así, Jaudiel evidenció las carencias de Mayorga, en los dos primeros rounds logró conectarlo al rostro.

Vea más: Las mejores fotos de la pelea de Ricardo Mayorga

Las tres vueltas

En el primer asalto, Zepeda conectó a Mayorga con un cruzado de izquierda y una derecha al rostro. El segundo asalto no tuvo demasiada acción. El mexicano, en cámara lenta, con movimientos laterales, hizo fallar a un Mayorga que mostró desesperación y empezó a provocar a Zepeda, llamándolo a que le pegara.

En el tercero, un descuido del mexicano permitió que Mayorga le conectara un gancho al hígado y un cruzado de derecha que lo dejó en malas condiciones. Zepeda, con la mirada desubicada, dio la espalda y caminó hacia las cuerdas, por lo que el árbitro Alberto Méndez decidió detener las acciones.

Mayorga, eufórico tras su victoria, retó nuevamente a los aztecas Antonio Margarito y Julio César Chávez Jr. Ante cualquiera de los dos caería por nocaut, pero tendría la posibilidad de ganar un poco de dinero. Parece que el próximo combate del “Matador”  será contra  el veterano excampeón Luis Ramón “Yori Boy” Campas, en Managua, según lo que dijo Rosendo Álvarez, quien junto a su esposa Ruth Rodríguez de Búfalo Boxing organizaron este evento.

Noquea Blanco

En la pelea semiestelar, Ramiro Blanco (16-1-3, 9 nocauts) brindó una excelente exhibición contra el mexicano Saúl Baños (13-7-2, 7 nocauts), en un duelo pactado en 122 libras. En esta categoría, Blanco ha demostrado ser un pugilista que merece atención, tiene recursos técnicos, velocidad, y sobre todo hambre por salir adelante y disputar un título mundial. Blanco acabó con Baños en el segundo asalto con un gancho al hígado.

Camilo Mendoza derrotó a Eliezer Gazo por decisión unánime. Ricardo Blandón noqueó a Benjamín Mendoza en dos asaltos. El “General” Daniel Díaz, en su regreso al ring, se impuso a Jorge Moreno por puntos. En tanto, Marvin Solano no pasó apuros para imponerse a Alexander Taylor por decisión unánime.