•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Atlético de Madrid inicia su defensa de la tercera posición, reestrenada este martes en el Vicente Calderón contra la Real Sociedad, un duelo de más de tres puntos por la transcendencia añadida de la victoria o la derrota para ambos, rivales directos por las plazas de Liga de Campeones.

No sería un triunfo más ni para el conjunto rojiblanco ni para el equipo donostiarra. Para el primero supondría la consolidación definitiva de su reacción liguera en 2017 -ha sumado 30 de los 39 puntos disputados desde el parón navideño-, pero, sobre todo, reforzar la tercera plaza y dejar casi cerrado al menos el cuarto puesto, además en una jornada con un duelo Barcelona-Sevilla.

Para la Real Sociedad es, aparentemente, una de las últimas ocasiones en la carrera por la Champions. A nueve puntos de Atlético y Sevilla, la victoria es la única fórmula que le garantiza seguir en la pelea por la cuarta posición, pero también sostenerse en el quinto puesto ante el acecho del Villarreal y del Athletic Club.

Son tres puntos cruciales para ambos, con distintos panoramas en las jornadas más recientes: el Atlético está en su mejor racha, las cuatro victorias que ha encadenado frente al Valencia (3-0), el Granada (0-1), el Sevilla (3-1) y el Málaga (0-2); la Real Sociedad sufre dudas. Solo ha sumado cuatro de los últimos doce puntos.

La combinación ha sido muy productiva para el Atlético. Mientras remontaba paso a paso al Sevilla en el pulso por la tercera plaza -le ha recortado nueve puntos en las cuatro jornadas más recientes-, distanciaba de igual forma a sus perseguidores, al propio equipo donostiarra, ya a nueve puntos, y al Villarreal, uno más lejos.

Desde esa perspectiva, el equipo rojiblanco, una vuelta después dentro del podio de la clasificación, recibe este martes a la Real Sociedad con el derbi de fondo, el próximo sábado visitará al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, pero en alerta contra un adversario que le ha ganado ya tres veces a lo largo de la era Diego Simeone.

DURO DE ROER

Es un dato relevante. Solo el Barcelona, con once, y el Real Madrid, con ocho, le han vencido en más ocasiones al Atlético en sus 306 choques con Simeone. Una fue en el Calderón (0-1, en 2012-13) y dos en Anoeta: 2-1 en 2014-15 y 2-0 este mismo curso, la derrota que abrió una crisis de dos meses del Atlético de la que salió en enero.

Superado ya ese momento, restablecida la regularidad y reencontrado con sí mismo, el equipo rojiblanco afronta el presente con determinación, incluso a pesar de las bajas que sufre en cada una de sus líneas: Miguel Ángel Moyá, en la portería; Sime Vrsaljko, en la defensa; Tiago Mendes, Augusto Fernández y Nico Gaitán, en el centro del campo, y Kevin Gameiro, en la delantera. Seis ausencias.

Por contra, el entrenador argentino Diego Simeone recupera a Yannick Carrasco. Cumplido su encuentro de sanción por ciclo de cinco amarillas en Málaga, el extremo belga regresará directo al once titular. También Diego Godín, que descansó de inicio en La Rosaleda. Son los dos cambios que se prevén en la alineación.

En el resto del once, sujeto a algún posible descanso ante la carga de partidos que tendrá el Atlético durante este mes, con nueve choques, no se esperan variaciones, con Jan Oblak en la portería, con Juanfran Torres y Filipe Luis en los laterales, con Stefan Savic de central, con Saúl Ñíguez, Gabi Fernández y Koke Resurrección en el medio del campo y con Antoine Griezmann y Fernando Torres arriba.